Un total de 21 de migrantes subsaharianos decidieron abandonar este viernes las instalaciones del campamento de Cruz Roja en el barrio garachiquense de La Montañeta, donde aún quedan otros 29 que han optado por continuar.

La imagen de este grupo de personas caminando por el tramo del anillo insular en las inmediaciones de Buen Paso ha recorrido este sábado las redes sociales, dando lugar a especulaciones de todo tipo.

DAUTE DIGITAL ha podido confirmar que los migrantes son totalmente libres de permanecer o no en las instalaciones de Cruz Roja y que la salida de este grupo se debe al cansancio y la frustración por no ver cumplidas sus expectativas cuando llegaron a Canarias. Llevaban en La Montañeta siete meses, desde noviembre de 2019, y no han podido labrarse un futuro aceptable con el que ayudar a sus familias. En marzo, la crisis sanitaria del coronavirus y el estado de alarma hicieron el resto.

Efectivos de la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Icod, acudieron el viernes a su encuentro en los márgenes de la carretera del anillo insular. Tras comprobar su situación, los agentes preguntaron si querían volver a La Montañeta pero, ante su negativa, no pudieron impedir que continuasen su camino.

Hicieron una parada en los exteriores del mercadillo del agricultor de La Guancha, donde las fuerzas del orden lograron convencerlos de que pasaran la noche en un salón que se les habilitó, a fin de que no siguiesen su camino a oscuras. Al día siguiente, este sábado, se les trasladó a otra localidad de la isla.

Fuentes muy próximas al campamento de Cruz Roja aseguran que durante su estancia han estado bien atendidos, proporcionándoles la asistencia médica adecuada. Además, se les da la posibilidad de recibir clases de española, aunque según aseguran, la mayoría opta por no ir.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.