Los cuatro alcaldes de la Isla Baja se han manifestado en contra la decisión tomada por su homólogo de Los Realejos, Manuel Domínguez, respecto a la prohibición del paso de vehículos pesados por el interior del casco del municipio. El bloqueo de la carretera de Icod el Alto se hizo público este viernes 29 después de que el Cabildo de Tenerife anunciara la apertura del carril de la TF-5 hacia la comarca de Daute. 

La medida coincide con un fin de semana con dos días festivos, pero si no se encuentra una solución, la Isla Baja tendrá problemas a partir del lunes con la salida de mercancías hacia Santa Cruz, especialmente con su producción más importante: los plátanos.

Supone dejarnos incomunicados en el reparto de suministros y para el sector primario

El alcalde de El Tanque, Román Martín, señala que la decisión de su compañero de Los Realejos “me parece sorprendentemente egoísta e insolidaria”. Martín recuerda que “nuestro municipio lleva décadas asumiendo un volumen importante de tráfico, también de vehículos pesados y, a pesar del colapso, hemos tratado de canalizar el tráfico para garantizar la seguridad y la fluidez de la circulación“. 

Asimismo, el primer edil tanquero habla de generosidad: “Hemos demostrado históricamente un elevado grado de generosidad con la isla, permitiendo, por ejemplo, descatalogar algunas zonas sensibles del municipio en favor del anillo insular”. Por ello, le resulta “sorprendente” la decisión adoptada, “sabiendo además que esta problemática es coyuntural, dado que las obras de refuerzo del talud de la TF-5 se encuentran en avanzado estado de ejecución”, concluye.

“Desde ayer estamos en contacto con el Cabildo de Tenerife”, ha dicho el alcalde de Buenavista, Antonio González Fortes. “Esperamos que resuelvan la problemática porque supone dejar a nuestra comarca incomunicada respecto al reparto de suministros o también para un sector capital como es el primario”, ha añadido. 

Esta imagen ha dejado de verse desde este sábado por la avenida de Canarias

Por otra parte, González Fortes asume que “Los Realejos protege sus legítimos intereses, pero entendemos que hay razones de índole superior que deben llevar a encontrar una solución que no agrave todavía más una situación de por sí precaria”.

El alcalde de Garachico, Heriberto González, ha afirmado que le hubiera gustado que Domínguez “nos hubiera llamado a los alcaldes de los municipios perjudicados, los de siempre”. Y continúa: “Si es un pulso al Cabildo, no me gusta que sea utilizando a los ciudadanos del Noroeste”. 

Si es un pulso al Cabildo, no me gusta que sea utilizando a los ciudadanos

González está convencido de que al final habrá una solución porque “no se me ocurre pensar que a partir del lunes nos quedemos sin suministros”. Además, el mandatario garachiquense reflexiona con la situación de su municipio en medio de los temporales marítimos porque “a ningún alcalde le gusta que pase ese tipo de tráfico de vehículos pesados por las calles de su municipio, pero si las calles de Los Realejos no están preparadas para ello, imagínense las de Garachico (estrechas y adoquinadas)”. “Durante todos los inviernos pasan ese tipo de vehículos cada vez que debemos cerrar la avenida marítima a consecuencia del mar; y no se me ocurre dejar incomunicados a Los Silos y a Buenavista”, argumenta.

La alcaldesa de Los Silos, Macarena Fuentes, lo califica como una “falta de respeto” hacia la comarca. “Puedo entender que ellos quieran proteger su municipio, pero también ellos tienen que entender que la Isla Baja depende de la agricultura y que los camiones no pueden salir por Erjos hacia la autopista del Sur”, señala en un tono más comprensivo.

Rectificación: en un primer momento, este digital titulaba que los cuatro mandatarios “tildan de insolidario el bloque de Los Realejos” y al comienzo del texto se reafirmaba en que “coinciden en calificar de insolidaria” esa decisión, al entender que era un sentimiento generalizado. Sin embargo, el alcalde de Buenavista, Antonio González Fortes, precisa que él en ningún momento ha utilizado ese calificativo. “Desde Buenavista asistimos con muchísima preocupación a toda esta situación y esperamos que pronto haya un desbloqueo que aclare la comunicación con nuestro municipio”, explica, para subrayar que se puso en contacto “desde el mismo viernes por la tarde” con el Cabildo.