El Cabildo de Tenerife ha finalizado este viernes los trabajos para instalar las protecciones de la parte superior de la ladera en la zona del mirador de La Grimona, en Los Realejos, en la que se produjeron los desprendimientos de hace unas semanas. Estas primeras obras han consistido en la construcción de una barrera dinámica y se han dispuesto redes de malla para asegurar la zona.

Con esta actuación finalizan los trabajos en altura para reparar el talud, lo que permitirá comenzar las actuaciones de estabilización y aseguramiento de la parte baja del mismo. El vicepresidente del Cabildo y consejero de Carreteras, Enrique Arriaga, ha destacado “la celeridad con la que se están llevando a cabo los trabajos, con el fin de conseguir abrir cuanto antes al tráfico la vía, conscientes de los inconvenientes que están sufriendo quienes deben hacer uso de ella, especialmente, a los vecinos de la zona”.

Por otra parte, el consejero ha informado de que, en paralelo, el servicio técnico de Carreteras está trabajando en los proyectos para la instalación de dos falsos túneles en ambos sentidos que prolonguen el túnel actual, con el objetivo de incrementar la protección en la zona.

Enrique Arriaga ha recordado que la actuación es “muy compleja” y que lo que se busca es garantizar la seguridad de las personas, por lo que “vamos a actuar con toda la rapidez y todos los recursos posibles pero, en ningún caso, de forma apresurada”.