La Guardia Civil ha detenido a ocho personas relacionadas con robos en el caserío de Masca, en Buenavista. Los hurtos se realizaban en el interior de los vehículos estacionados en la localización buenavistera.

Los robos del caserío están relacionados con otros que tuvieron lugar en puntos de la isla como el Parque Nacional del Teide, Vilaflor y Santiago del Teide, en una especie de reparto de territorio para cometer los hechos delictivos. Por norma general, actuaban en grupos de dos a bordo de vehículos de alquiler, para así pasar desapercibidos entre la masa de turistas.

Los ladrones aprovechaban el estado de relajación de los turistas y disimulaban divisando las vistas que ofrece la zona. De este modo, y haciéndose pasar por un turista más, aprovechaban para sustraer cualquier tipo de objeto de valor que quedara depositado en el interior del vehículo. 

Se hacían pasar por un turista más

Se sacaban fotos, a la par que aprovechaban para forzar la puerta o ventanilla de los vehículos y registrar su interior en apenas un minuto. Trataban de dejar todo en orden con el fin de que los perjudicados no se dieran cuenta de la acción delictiva en el momento.

Su principal interés era el dinero efectivo, “el cual sus legítimos propietarios lo echarían en falta una vez que necesitaran disponer del mismo. De esta forma, los acusados ganaban tiempo suficiente de abandonar el lugar sin ser detectados”, explica la Guardia Civil en nota de prensa.

Operación TAIGETOS

La detención de estas ocho personas está enmarcada en la operación policial TAIGETOS, desarrollada desde octubre de 2019 a marzo de 2020, con el objetivo de erradicar dichos actos delictivos. Una vez reunidos los indicios suficientes para determinar la presunta autoría de los hechos investigados, se solicitaron órdenes judiciales de registros para tres domicilios, procediéndose a la detención de los investigados y recuperándose diversos efectos cuya procedencia estaba denunciada como sustraída en los miradores que frecuentaban.

Los detenidos están directamente relacionados con la comisión de una treintena de hechos delictivos cometidos sobre vehículos de visitantes al Parque Nacional del Teide. Además, también se está investigando su posible implicación en otros 70 hechos delictivos.

Los detenidos, junto con las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Icod de los Vinos. Han sido solicitadas órdenes de alejamiento para los acusados respecto de los miradores turísticos donde actuaban.