ANTAD (Asociación del Norte de Tenerife de Atención a las Drogodependencias) lleva ayudando desde 1993 a personas de Los Silos, El Tanque, Garachico y Buenavista con algún tipo de drogodependencia o adicción. Su presidente, Ángel Baute, conversa con DAUTE DIGITAL y hace una radiografía de la situación de la Isla Baja en cuanto al consumo de drogas y adicciones. Tres conclusiones: alcohol y cocaína, lo más consumido; el cannabis reina entre los más jóvenes; y cada vez entra más droga por costa en la comarca. 

– El que no conozca a ANTAD, ¿qué debe saber a partir de ahora?

ANTAD se crea en el año 1993 y lleva en Icod de los Vinos desde 1994. Somos una ONG que presta ayuda a personas que se encuentran en una situación de drogodependencia o con alguna adicción. Trabajo aquí desde sus inicios y actualmente soy el presidente de la asociación. Soy psicólogo clínico y contamos también con un médico y una trabajadora social. Estamos subvencionados por la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

Tenemos problemas de visibilidad porque hay instituciones que no saben que existimos. Es algo que nos preocupa porque parece que hasta que no tienes una adicción no te informas. Estamos ubicados en la playa de San Marcos de Icod de los Vinos.

– ¿Qué destacarías de la evolución del consumo en la Isla Baja?

Realmente, la gran droga es el alcohol. Es la que atendemos siempre. Actualmente, la gente que consume cocaína también consume alcohol. A veces nos cuesta darle prioridad a alguna droga, lo llamamos policonsumo o poliuso. Muchas veces aparece el alcohol como primera droga, o droga principal y resulta que son consumidores de cocaína también. Con lo cual eso no queda tan reflejado porque mucha gente para consumir cocaína tiene que consumir alcohol.

Son dos drogas que se están usando mucho. Y el cannabis es la segunda droga que más se ha consumido desde el período que yo conozco, desde 1994.

Número de pacientes atendidos por ANTAD durante 2019. Datos facilitados por ANTAD

– ¿Y la heroína? 

La heroína tuvo su punto clave, en los años noventa. Ahí empezó el ‘boom’ de la heroína y por eso tenemos ahora a muchos pacientes en el programa de metadona. Debido a esto, siempre aparece la heroína en nuestras memorias. Muchos de ellos siguen consumiéndola de vez en cuando junto al alcohol, es lo que más suelen consumir. Algunos también cocaína.

Pero son los más antiguos que tenemos. Imagínate que todavía tengo al paciente número 6. Mi paciente número 6 sigue estando con nosotros. Es un hombre de más de sesenta años que esté en el programa de metadona.

– Según los datos facilitados por ustedes, el mayor número de personas que atienden consumen heroína… 

Sí, pero son pacientes que están en el programa de metadona como te decía. Entonces, heroína de nuevo consumo realmente no llega a 10 nuevos pacientes. La heroína sí que se está consumiendo ya que nuestros pacientes que están en metadona o siguen con la heroína nos hablan de que hay jóvenes consumiendo ya heroína. Son debutantes que llegarán dentro de un par años con nosotros, probablemente.

“Mi paciente número 6 sigue estando con nosotros”

Desgraciadamente, la gente utiliza nuestra metadona para hacer negocio entonces cabe la posibilidad de que no acudan a nosotros. No vienen para no alarmar a la familia, para no sentirse adictos, para no relacionarse con gente realmente adicta… hacen esa diferencia y por eso dejan de acudir. Vienen cuando ya el consumo es a diario, el gasto es enorme e incluso cuando la sustancia que se vende en la calle no les calma.

Número de pacientes según la edad atendidos por ANTAD durante 2019. Datos facilitados por ANTAD

– En lo que llevamos de año, DAUTE DIGITAL ha publicado cinco noticias por incautación de droga y desde 2016 hasta 2020 no habíamos publicado ninguna. ¿Qué significa esto? 

Está entrando más, te lo puedo decir por referencias de pacientes. Hablan de que en la Isla Baja está entrando cada vez más droga y por costa. Los que llevan muchos años consumiendo nos hablan de que para ir a comprar heroína no tienen que ir a Santa Cruz. Parece que se están quedando abajo -refiriéndose a la comarca- porque abajo hay droga.

Nuestra trabajo es de atención pero podemos tener una idea de lo que está pasando. Normalmente, la cantidad de personas con alguna adicción que vienen a ANTAD no superan el 60 %. Hay un 40 %, aproximadamente, que no van a venir. Se buscan la vida de otra manera. La gente de clase media-alta suele recurrir a la atención privada con lo cual ahí es más difícil qué está pasando. Nosotros trabajamos con la población de clase media-baja. Eso no refleja las adicciones sino cómo lo hace la gente. No obstante, la clase alta también consume.

“Le estamos quitando importancia a drogas como la cocaína”

– Hay cierta inquietud entre la población de la comarca en relación a un aumento del consumo de heroína entre jóvenes. 

Y cocaína. Es la que más está y uno le quita importancia. Le estamos dando normalidad a las drogas, como al alcohol. En fiestas o en romerías, la gente consume hachís, alcohol y cocaína. Alguna droga de tipo anfetamínico para aguantar más aunque realmente pacientes de anfetaminas son muy pocos los que vienen a los centros porque se usa de forma esporádica.

También están consumiendo fármacos, como el trankimazin y el alprazolam, son las drogas que suelen utilizar para calmar el mono.

– En los datos proporcionados por ustedes también aparece este consumo…

Realmente son pacientes que vienen porque tienen problemas con el alprazolam y son normalmente mujeres. Mujeres que han sido, por decirlo así, recetadas por sus médicos de cabecera o por médicos privados y a las que luego no se les hace un seguimiento. Utilizan ese fármaco como algo habitual en su vida. Se convierten en adictas. Estamos teniendo problemas con eso y ya desde psiquiatría se están estudiando cómo abordar esto en Canarias porque hay un abuso grande.

“Existe un abuso grande de los fármacos en Canarias”

De los fármacos, el más que se utiliza es el trankimazin. Es algo disparatado. En el resto de España no ocurre esto pero en Canarias parece que todo el mundo está ansioso. Sé que atención primaria tiene muchos problemas para hacer el seguimiento de sus pacientes porque están desbordados.

– ¿Tienen alguna dinámica de trabajo con los ayuntamientos?

Sí, sobre todo con Servicios Sociales y Menores. Nos derivan los casos y se hacen seguimientos aunque la mayoría de los pacientes que vienen son por iniciativa propia. Afortunadamente y por el bien del paciente, cada vez nos derivan más casos desde atención primaria -hablando de centros de salud- y luego desde Servicios Sociales.

“Va a haber un ‘boom’ de nuevas adicciones”

En el caso de los menores, Servicios Sociales tiene que hacer un seguimiento y si existe alguna alarma en los centros educativos llaman a Servicios Sociales y se interviene a través de Menores.

Lo que estamos viendo con el menor es el consumo de cannabis. Tenemos un problema con esto. Por eso en la red de adicciones a nivel nacional, se está planteando la idea de regular el consumo de cannabis. La publicidad que existe en internet gira en torno a un cannabis que no tiene tanto cannabidiol y los jóvenes están con esto.

Igual que el tema del juego, el juego online. Es otro ámbito que no está legislado, es alegal, no hay una regulación y todo el mundo hace lo que le da la gana.

Número de pacientes según la sustancia atendidos por ANTAD durante 2019. Datos facilitados por ANTAD

– En los datos de ANTAD solo aparece un caso… 

Pero hay más. Los jóvenes están jugando mucho. Dentro de la red estamos hablando de adicciones más que de drogodependencias: vamos a cambiar el término porque va a haber un ‘boom’ de adicciones, sobre todo de juego online. El mal uso de internet o la adicción al móvil son temas de los que ya se está hablando en Europa y hay incluso clínicas que lo trabajan. Jugamos con algo de ventaja.

– Ser adicto en pleno estado de alarma, confinado y en medio de una pandemia debe ser más complicado. ¿Cómo se han encontrado ustedes con el trabajo del día a día en medio de esta situación? 

Sabemos que ha habido un aumento del consumo, sobre todo un aumento del alcohol en casa. Hemos visto esto pero aún no se ha visto reflejado en nuestra atención. Nuestros pacientes no han dejado de llamarnos y nosotros de atenderlos. Sobre todo los que ya teníamos con nosotros, hemos tenido reinicios pero pacientes nuevos no lo sabremos hasta que hagamos la memoria anual.

“Durante el confinamiento se han adulterado las sustancias”

Ahora mismo se está haciendo una encuesta a nivel regional para ver si ha habido algún cambio, cómo se han sentido, si han tenido dificultad para conseguir la sustancia… Lo que sí sabemos es que se han adulterado las sustancias pero queremos ver si hay alguna manera de reflejarlo en nuestros datos.

Nuestros pacientes nos han dicho que en drogas ilegales no ha habido ningún cambio. Es decir, ellos siguen saliendo a comprar sin problema pero está más adulterada. Todas las fronteras están cerradas con lo cual las entradas de la droga como la cocaína y la heroína, por ejemplo, son más difíciles.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.