Por fin algo de libertad: pasear dentro del radio de un kilómetro de distancia del domicilio o practicar ejercicio dentro del término municipal durante una hora al día entre las 6.00 y las 23.00 horas. Esto era lo permitido y se ha cumplido. La Isla Baja se lo ha tomado con calma y la norma general ha sido el respeto a lo dictado por el Gobierno central para no retar al temido coronavirus. 

Ha reinado el buen comportamiento pero todavía existen confusiones con el horario para los menores de 14 años. Así lo demostraban algunos en las inmediaciones del charco de la Araña (Los Silos) y paseaban más allá de las 19.00 horas. Media docena de pequeños todavía estaban en la calle cuando la norma para ellos es clara: los menores de 14 años podrán salir a la calle entre las 12.00 y las 19.00 horas acompañados de un adulto. Solo un progenitor y un máximo de tres niños. 

DAUTE DIGITAL paseó por las calles de Garachico de esta mañana de sábado 2 de mayo para comprobar que muy poca gente se lanzó a pasear o a hacer deporte, al menos por la avenida marítima y el casco histórico. Los espacios que el Ayuntamiento de Garachico habilitó (el aparcamiento del muelle viejo y el campo de fútbol reconvertido en aparcamiento) destacaron por la ausencia de transehúntes. 

La totalidad de las personas se concentraban en los comercios, fruterías o en la carnicería donde se respetaron las distancias de seguridad y no había grandes aglomeraciones. Nada destacable pero se atisban rutinas de vuelta a la normalidad. Por ejemplo, algunas peluquerías del municipio preparaban, a puerta cerrada, la vuelta para este lunes 4: comienzo de la fase 0. 

En Los Silos, la costa ha sido el principal centro de atención de este sábado. Muchos deportistas aprovechaban las primeras horas para correr desde Sibora hasta Casado a lo largo de la pista de tierra que bordea el litoral silense. También durante todo el día se podían ver bicicletas y algunos surfistas en Agua Dulce.

Por la tarde seguía el trasiego de paseantes desde y hacia La Caleta de Interián, donde el Ayuntamiento de Garachico colocó un valla para delimitar el término municipal. La orden ministerial limita la práctica deportiva dentro del municipio pero los paseos sí están permitidos entre varios siempre que no se salga del kilómetro. Algunos vecinos del barrio no lo tenían claro: unos pensaban que estaban infringiendo la norma a pesar de actuar correctamente y otros al contrario.

Dos vecinas cruzan la frontera entre Garachico y Los Silos en La Caleta de Interián
Dos vecinas cruzan la frontera entre Garachico y Los Silos en La Caleta de Interián. Aunque cambien de municipio están dentro del kilómetro permitido para pasear

En Buenavista y El Tanque también la normalidad ha sido la tónica general. Se han visto tablas de bodyboard en las Arenas, bicicletas en Punta de Teno y paseos desde el casco hacia Triana y hacia Las Canteras. En la medianías, aseguraba el alcalde tanquero, Román Martín; que los vecinos se han animado principalmente a hacer deporte.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.