Los trabajos del cierre del anillo insular de carreteras entre El Tanque y Santiago del Teide no se habían visto perjudicados por la aplicación del estado de alarma… hasta este lunes. Las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno de España para frenar el coronavirus obligan desde este 30 de marzo a cesar toda actividad industrial que no se considere esencial para la población.

De esta forma, cualquier obra pública o privada queda paralizada hasta después de Semana Santa y eso afecta al anillo de insular, una de las principales adjudicaciones de todo el país actualmente en marcha.

La patronal de la construcción en la provincia asume esta nueva restricción, que dejará sin trabajo durante ocho días laborales a alrededor de 50.000 personas. Sin embargo, critican la “improvisación” del Gobierno. En declaraciones a COPE Tenerife, el presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo, señala que “no se puede paralizar la economía de la noche a la mañana, y menos una obra, que requiere tomar medidas de seguridad para realizar el cerramiento”.

Si las previsiones sanitarias del Gobierno se cumplen, los trabajos deberían reanudarse el 13 de abril, pero quedará por ver si finalmente es así y si las obras terminan antes de que acabe 2023, tal como está previsto.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.