El hotel Meliá Hacienda del Conde ha cerrado sus puertas en la jornada de este jueves 19 de marzo hasta nuevo aviso. Así ha podido confirmarlo a este diario, María Bohórquez, directora de la instalación hotelera más grande de la comarca de Daute.

Los últimos clientes realizaron la salida del hotel en la jornada de este miércoles 18 de marzo y se irán realizando valoraciones para reabrir dependiendo de las condiciones del COVID19.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

La tónica de otros establecimientos hoteleros de la comarca es parecida. El Hotel San Roque de Garachico se adelantó a los acontecimientos y desde el pasado viernes 13, antes de que se decretara el estado de alarma a nivel nacional, tomó las medidas de aislamiento y comenzó las gestiones para cancelar las reservas con los turoperadores. Así lo confirmaba Dominique Carayón a este periódico.

“Este jueves 19 de marzo se han ido nuestros últimos clientes y echamos el cierre hasta el próximo 30 de junio aunque está previsto que la situación termine el 31 de marzo”, asegura. Carayón tiene claro que el hecho de que los países europeos tomen las medidas más tarde lastrará al sector turístico en Canarias: “Ellos saldrán más tarde de esto, por lo que no podrán entrar en el país”.

“Los países europeos saldrán más tarde de esta crisis”

El hotel Luz del Mar, en Los Silos, está esperando a que se marchen sus últimos clientes este domingo 22 de marzo. Algunos de ellos no han podido volver a sus países de origen por la cancelación de los vuelos. DAUTE DIGITAL ha podido saber que no tienen reservas y que las que estaban hechas hasta finales de abril han sido canceladas.

Lo mismo ocurre en Isla Baja Suites, un conjunto de habitaciones de lujo en Garachico. Su administrador, José Manuel de Torres, despidió este miércoles 18 a las últimas tres habitaciones y casi todas las reservas del próximo mes de abril han sido canceladas. Tiene previsto saber pero “no sabemos cuándo”, ha dicho De Torres.

En cuanto al Garahotel, gestionado por Miguel Righetto, aún le queda una habitación ocupada que sale este viernes 20 de marzo. A partir de ahí, el alojamiento garachiquense quedará cerrado hasta que se resuelva la situación de cuarentena.

El Tanque acaba de abrir su primer alojamiento rural: el albergue San José de Los Llanos comenzó su andadura a principios de este mes. Ya se ha visto golpeado por la crisis del coronavirus. Aunque DAUTE DIGITAL no se ha podido poner en contacto con los propietarios, la Policía Local de El Tanque ha comprobado que se está ejecutando el decreto de estado de alarma en los establecimientos. Algo que avala el alcalde del municipio, Román Martín.

El albergue de San José de Los Llanos abrió este mes

Otro albergue que se ha visto en la misma situación es Trevejo, en Garachico. Desde el alojamiento se confirma que desde la semana pasada están cerrados. Saben que la previsión es muy mala y a los albergues, según los propietarios, les costará más recuperarse. A todo esto se le une, explican, las políticas turísticas de Canarias en cuanto a la vivienda vacacional.

Por último, el hotel La Quinta Roja, en la Villa y Puerto de Garachico, está esperando que salgan dos habitaciones en el establecimiento. “La última sale el sábado 21 de marzo. Está todo el personal ya en casa menos dos personas”, asegura Paloma Moriana, directora del establecimiento hotelero. Moriana esperará a que “salga la resolución en el BOE y decidir qué hacer”, ha declarado a DAUTE DIGITAL.

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.