Cáritas Diocesana de Tenerife

El estado de alarma ante la propagación del coronavirus está condicionando el día a día en todas sus facetas. Las ONG también se han visto afectadas y tienen que modificar su trabajo.

Es el caso de Cáritas Diocesana de Tenerife, que esta semana han decidido centralizar el servicio de acogida y acompañamiento en las cabeceras de cada uno de los arciprestazgos para evitar contactos innecesarios, una situación que para una organización asistencial resulta bastante compleja. En este caso, se ha dado la orden de prescindir de papeles de derivación por los protocolos sanitarios.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

La acción de Cáritas en la comarca de Daute está supeditada al Arciprestazgo de Icod, donde los lunes y miércoles, de 8.30 a 10.30 de la mañana, realizan esa labor de acogida. En un comunicado enviado a los grupos de cada municipio, se recomienda que las personas que demanden ese servicio acudan con tiempo para poder ser atendidas “y así realizar los protocolos exigidos por Cáritas y las autoridades sanitarias”.

Los voluntarios son personas mayores y la nueva situación “es todo un reto”

No obstante, los repartos de comida planificados en cada pueblo sí se mantienen, aunque se han tenido que tomar medidas de prevención para evitar contagios. “Es todo un reto”, explica Francis Rivero, técnico de acompañamiento de Cáritas Arciprestal de Icod, ya que la mayor parte de los voluntarios son personas mayores, catalogadas como “población de riesgo” ante el coronavirus y, por ello, la protección debe ser aún más exquisita.

Algunos de esos voluntarios han manifestado a DAUTE DIGITAL la cierta confusión reinante ante una situación inédita y las dudas sobre cómo actuar. Posteriormente, desde una de las Cáritas interparroquiales de la comarca aclaraban que el reparto de alimentos se tendrá que hacer en el exterior de las dependencias de la ONG. Los voluntarios deberán utilizar guantes para coger las bolsas y entregarlas a los beneficiarios. “No olvidemos que los pobres y enfermos son el tesoro de la Iglesia y no hay que abandonarles”, recordaba la ONG en el comunicado de esta semana .

Rivero recalca que en todos los casos debe haber coordinación con los servicios sociales de los ayuntamientos y que siempre deben acudir primero a ellos. Prevé que durante el estado de alarma no se produzca un aumento de la demanda asistencia y recuerda que Cáritas atiende en el Arcipretazgo de Icod (entre San Juan de la Rambla y Buenavista) a casi 200 familias, de las que unas 40 pertenecen a Garachico, Los Silos y Buenavista. Las familias de El Tanque son derivadas directamente a Icod. Cáritas sí ha confirmado el cierre del mercadillo solidario de ropa hasta nueva orden.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.