Aspecto del mercadillo del agricultor de Buenavista el pasado sábado, 21 de marzo

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife defiende la apertura de los mercadillos del agricultor durante la aplicación del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus.

El consejero del área, Javier Parrilla, recuerda que “además de los supermercados, existen proveedores canarios que ofrecen productos de calidad, y les animo a que vayan y consuman producto local”.

La apertura del mercadillo del agricultor de Buenavista del Norte el pasado sábado 21, así como otros de la isla como el de La Orotava, generó polémica en las redes sociales por desarrollarse en la calle durante el estado de alarma. Desde el Cabildo señalan que estos, junto a otros como los de Tegueste, Tacoronte, Guía de Isora, Adeje, Arona, Fasnia, Güímar, Arafo o Candelaria, “han sabido salvar las dificultades para mantener las medidas de seguridad necesarias indicadas”.

Solo los mercadillos de Los Silos, Garachico y La Guancha cerraron por decreto de Alcaldía

La institución insular recuerda que la excepción ha sido la de los mercadillos de Los Silos y La Guancha —también Garachico—, “que por decreto de Alcaldía han sido obligados a cerrar”.

El Real Decreto que regula el estado de alarma establece servicios esenciales en sectores estratégicos, “y la agricultura, la ganadería y la pesca lo son”, dice el consejero. Parrilla precisa que “los datos con los que cuenta el Área de Agricultura Ganadería y Pesca del Cabildo indican que al menos un 30 % del consumo alimentario de la isla se realiza a través de la pequeña y mediana superficie comercial, normalmente de cercanía, al que se añade la venta realizada en mercados municipales. Tanto La Laguna como Santa Cruz cuentan con una cuota de mercado importante, al igual que los mercadillos del agricultor”.

El consejero insular remarca que son múltiples los beneficios de los productos de Kilómetro 0. “Cuentan con mejores precios al reducir el coste logístico y se abarata el transporte. Son más respetuosos con el medio ambiente al disminuir la distancia entre productor y consumidor. No implican tanto coste energético para su transporte, reduciéndose así la huella ecológica. Además, resultan un apoyo decidido por el empleo cercano y a los productores y comerciantes locales, impulsando el trabajo en el sector primario”, destaca Parrilla.

No obstante, una nota informativa de la Delegación del Gobierno de Canarias sobre los “criterios interpretativos” del Real Decreto sobre el estado de alarma especificaba que se entienden por mercadillos aquellos puestos donde se vendan productos agrícolas “que tengan una estructura fija de establecimiento”. Añadía, además, que el objetivo Del Real Decreto es “evitar las aglomeraciones, por lo que en todo caso se estaría a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y a los criterios para realizar los desplazamientos”.