El Cabildo de Tenerife ha presentado una intervención para acabar con las pérdidas masivas de agua en 12 municipios de la isla, entre los que se encuentran los cuatro de la comarca de Daute. Para ello, el Consejo Insular de Aguas (CIATF) aumentará el rendimiento hidráulico (la capacidad de optimización de la cantidad de agua que un municipio suministra a sus vecinos evitando pérdidas) de las redes de abastecimiento de esos ayuntamientos, que son los que gestionan de manera directa este servicio.

Así lo ha explicado el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín; quien junto con el consejero del Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático y responsable del Consejo Insular de Aguas, Javier Rodríguez Medina; y el gerente del Ciatf, Javier Davara, ha especificado que los municipios que se verán beneficiados de este plan de actuaciones impulsado por la corporación insular son, además de Buenavista del Norte, Los Silos, El Tanque y Garachico; Santa Úrsula, La Victoria, La Matanza, La Guancha, San Juan de la Rambla, La Esperanza, Vilaflor y Fasnia.

“El procedimiento para llevar a cabo esta medida, que en algunos casos supone casi el 60 % de pérdidas de agua en la red municipal, es a través de planes de gestión y de inversión acordados con estas administraciones locales”, subraya Javier Rodríguez.

El objetivo es aumentar hasta el 75 % la eficacia del servicio, lo cual conllevará un ahorro de más de tres millones de euros al año en el global de los 12 municipios, “que redundará en la mejora de otros servicios que se prestan desde los ayuntamientos, puesto que podrán destinar ese ahorro a otras áreas”.

Tras la evaluación y diagnóstico de los servicios de abastecimiento, se procedió a la elaboración de un plan de infraestructuras que incluye un plan de choque para abordar las situaciones más críticas que se dan en municipios que pierden más del 60 % de sus aguas en las deficientes redes con las que cuentan. “A partir de aquí —explica Rodríguez—, se ha diseñado un plan de inversión y de financiación en el que participa activamente el Cabildo, cifrado en más de 2,2 millones de euros y que incluye un proyecto de contadores y telecontrol en depósitos. En total, está previsto que se instalen 100 contadores“.

“Todas estas actuaciones se incluirán en un convenio marco que liderará el CIATF para la asistencia técnica a los municipios, para la agilización en la búsqueda de fugas y la reparación de averías“, afirma Rodríguez.

Esta labor del CIATF comenzó con un informe del Tribunal de Cuentas que recomendaba la realización de un plan general de inversiones para la mejora de los sistemas de almacenamiento y redes de distribución de agua de la isla, que incluía como objetivo transversal la reducción del porcentaje de pérdidas de agua.

El Cabildo ha aportado datos de 2017 en los que se refleja el déficit del servicio municipal de agua. El más perjudicado en la Isla Baja fue El Tanque, con 235.837 euros menos (92.415 euros de ingreso y 328.252 de gasto). Le siguió Buenavista con un desfase de 181.197 euros (356.379 de ingreso frente a 537.576 de gasto), Garachico con 171.896 euros menos (se recaudaron 296.364 y se gastaron 468.260 euros) y Los Silos, con -60.714 euros (290.388 de ingreso y 351.102 de gasto).