El proyecto de acondicionamiento y mejora de la TF-421 sigue su curso, aunque de momento no cuenta con la financiación necesaria para este año. Como ya adelantó DAUTE DIGITAL, el Cabildo de Tenerife solo ha destinado en el presupuesto de este ejercicio 17.972 euros para esta obra. Se trata de una cantidad, sin embargo, que irá dirigida a pagar los honorarios de los redactores del proyecto.

Según explica el director insular de Carreteras, Tomás García, el proyecto todavía está en fase de supervisión y, “siguiendo los criterios del consejero, hemos decidido incluir en el presupuesto del Área de Carreteras aquellos proyectos ejecutables”.

La puerta está abierta, por tanto, a que el Cabildo pueda destinar a lo largo de 2020 más dinero para esta obra, siempre y cuando el proyecto quede finalizado. “Estamos totalmente en contacto con los ayuntamientos de Garachico y El Tanque porque son ellos los que tienen que poner a disposición el suelo. Cuando ya lo tengamos, si el expediente está terminado, podremos sacar a licitación la obra y dar así una respuesta a todos los vecinos de la Isla Baja”, asegura el director insular.

Según Tomás García, se trata de “una vía de especial interés” para el Cabildo, ya que “cuando empiece a funcionar el tramo del Anillo Insular entre El Tanque y Santiago del Teide, todos los usuarios de la Isla Baja intentarán acceder a él a través de esa carretera”.

Una carretera fundamental para la comarca

La TF-421 es la principal carretera de conexión del litoral de Daute con sus medianías, conectando los barrios garachiquenses de Las Cruces y San Juan del Reparo a través de los acantilados de La Culata, atravesando el casco histórico de El Tanque. La complejidad de sus curvas, la estrechez de la calzada y el riesgo de desprendimientos condicionan una carretera insular fundamental para la comarca.

La actuación prevé, a lo largo de toda la vía de más de ocho kilómetros de longitud, la demolición o retirada de los sistemas de contención de vehículos y su reposición; la mejora del balizamiento, el refuerzo del firme, la rectificación del trazado donde la orografía del terreno lo permita, y la corrección de la rasante de algunas curvas.

Además, se tratarán los sobreanchos existentes en la vía, ordenando los mismos con arcenes y cunetas de hormigón y, donde el espacio lo permita, se situarán muretes de piedra de las zonas en las que se realizarán labores de restauración ambiental, evitando así el vertido de escombros.

El proyecto también incluye la adecuación del drenaje longitudinal y transversal, y el estudio de las diferentes cuencas que interceptan con la carretera, la mejora de las paradas de guagua e itinerarios peatonales y un estudio de la estabilidad de los taludes.

Fotos: Adtemexi Fuentes
Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.