Continúa la oleada de robos en las ermitas de los barrios de medianías de la comarca. Tras los incidentes en Las Portelas, Teno Alto, Las Lagunetas y Erjos, la madrugada del sábado se producía otro en el templo de San Isidro Labrador, en Ruigómez.

El suceso se produjo, por tanto, la noche siguiente al robo en Las Lagunetas. En este caso, los ladrones se introdujeron en la emita de Ruigómez por la claraboya de la sacristía, tras intentar hacerlo por una de las ventanas superiores, en la que sí consiguieron quitar la reja de seguridad.

Según informa el párroco de El Tanque, los delincuentes se hicieron con unas cadenas de oro y un anillo de la imagen de Santa Rosalía, así como con otras joyas de la Virgen de las Nieves. También forzaron el lampadario, del que sustrajeron 10 euros.

Para salir por la claraboya utilizaron una escalera simple de madera que hay en la ermita para comunicar los dos pisos.

Los hechos, al igual que los robos anteriores, fueron puestos en conocimiento de la Guardia Civil.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.