Por la tarde ya se permitía el paso por la avenida a los vehículos pesados / Leticia Dorta

El Área de Carreteras del Cabildo y el Ayuntamiento de Garachico han procedido a reabrir al tráfico las avenidas Tomé Cano y Adolfo Suárez este martes, toda vez que el oleaje ha comenzado a remitir.

La decisión se ha llevado a cabo sobre las 7 de la tarde. Aunque la AEMET había desactivado el aviso amarillo por fenómenos costeros y el Gobierno de Canarias la alerta por inundaciones en Garachico, los integrantes del operativo de seguridad han optado por esperar a que pasase la última pleamar del día para reabrir la TF-42. No obstante, horas antes ya se permitía el paso por la avenida marítima a los vehículos pesados.

El alcalde de Garachico, Heriberto González, asegura a DAUTE DIGITAL que los daños ocasionados por el mar de leva han sido “insignificantes en la avenida, pero mañana habrá que ver El Caletón y la piscina municipal”.

El alcalde, Heriberto González, observa la entrada del mar en la avenida Tomé Cano este lunes / Adtemexi Fuentes

A última hora de la tarde, el propietario de la Arepera El Roque, frente al polideportivo municipal, colocaba de nuevo el mobiliario que había retirado días atrás por precaución.

Con las predicciones en la mano, el Ayuntamiento se había adelantado el sábado y retiró la decoración navideña más susceptible de ser afectada por las olas. Del mismo modo, se prohibió el estacionamiento en las calles del interior del casco histórico por si era necesario desviar el tráfico por ellas, algo que sucedió el lunes, antes del mediodía.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.