El viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canaria, Miguel Ángel Pérez, ha afirmado este lunes que la instalación del radar previsto en la Cruz de Gala, bloqueada por la quiebra de la empresa adjudicataria, se va a dilatar debido a la falta de Gobierno y en espera de que el Consejo de Estado emita el informe preceptivo.

Así lo ha manifestado durante la Comisión de Transición Ecológica en el Parlamento de Canarias, en respuesta a una pregunta de la diputada del PP Luz Reverón. Pérez ha comentado que la contratista “está en suspensión de pagos” y hay que resolver el contrato, y el Consejo de Estado dictará si se recurre a la empresa que quedó en el segundo lugar o se vuelva a licitar.

“Llevamos muchísimo tiempo esperando por el radar, es una obligación iniciar cuanto antes, pero sin el dictamen, poco más podemos hacer; mucho me temo que no tendremos una solución muy pronto”, ha indicado. En todo caso, confía que se puede acceder directamente al segundo adjudicatario y el proyecto no tenga que volver a salir a licitación.

 

Luz Reverón, del Grupo Popular, ha señalado que el radar “es una reivindicación histórica” de Tenerife desde 2009, dado que es “insuficiente” la actividad que presta el de Gran Canaria por las zonas oscuras que genera el Teide.

Ha lamentado la quiebra de la empresa de un proyecto valorado en 2,5 millones y que el Estado no haya “pedido responsabilidades” del retraso de las obras a la empresa, que lo único que hizo fue derribar la torreta. “El Gobierno no ha estado vigilante, la empresa quebró y la obra se paralizó”, ha apostillado.

Reverón ha indicado que no se puede “seguir esperando más”, pues da la impresión de que habrá que “esperar a 2021” para ver concluida una obra “necesaria para Canarias y, sobre todo, para Tenerife”.