El secretario de la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (ANETA), José Luis Echevarría, se ha reunido con el consejero delegado de Turismo del Cabildo de Tenerife, David Pérez, con el objetivo de colaborar y solicitar que solo las empresas acreditadas puedan operar en el barranco de Masca cuando se realice su reapertura.

ANETA, tras haberse reunido con Iván Méndez y Sergio González, representantes de las empresas de Turismo Activo en Canarias, trasladó la preocupación de las empresas afectadas por el cierre del barranco, “que han estado esperando a su reapertura sin que esto llegara a producirse, una situación que está deteriorando la economía de la zona”.

No en vano, el barranco de Masca es el segundo lugar más visitado de la isla, junto con la visita al propio caserío de Masca, solo superado por el Parque Nacional del Teide. En principio, los cálculos del Cabildo pasan por que el barranco esté reabierto en verano.

ANETA, junto a Activa Canarias, lleva varios meses realizando una ronda de visitas a todos los cabildos del archipiélago con la intención de dar a conocer a la nueva directiva estatal y planteando colaboraciones estables y articuladas a través de convenios de colaboración que marquen un plan de trabajo conjunto.

“Para ANETA es fundamental trabajar de la mano con la administración pública para la certificación de los operadores bajo un sello de calidad estatal que ayude en la lucha contra el intrusismo”, indicó.