Comienzan las obras del anillo insular en Santiago del Teide

La adjudicataria espera iniciar la construcción de los túneles en enero

0
1363

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, ha iniciado este lunes, las obras del llamado cierre del anillo insular de Tenerife entre El Tanque y Santiago del Teide, con las labores previas de acondicionamiento del terreno para crear los accesos para que operarios y maquinaria lleguen a la zona de excavaciones del futuro túnel de Erjos, el más grande de Canarias cuando se finalice, con más de cinco kilómetros de recorrido.

El viceconsejero de Infraestructuras y Transportes de la Consejería, Gustavo Santana, ha supervisado esta mañana, junto a representantes de la UTE adjudicataria, el inicio de estos trabajos en la zona sur del futuro túnel de Erjos —que atravesará el macizo de Teno— en las inmediaciones de Santiago del Teide. El proyecto fue adjudicado por la Consejería hace un mes por 240,3 millones de euros con cargo al Convenio de Carreteras con el Estado (2018-2027).

Este presupuesto convierte el cierre del anillo insular en la obra de mayor envergadura de todas las que el Gobierno de Canarias tiene en marcha actualmente en el archipiélago y en la de mayor valor de toda España.

Las obras han dado comienzo con la colocación de la señalética y el pintado de marcas viales de obras. Al mismo tiempo, y en unos terrenos junto al punto kilométrico 20+150, en las afueras de Santiago del Teide, se ha empezado la tarea de desbroce de toda la zona de actuación donde irán las instalaciones de obra. Para ello, una decena de operarios se está empleando en esta primera jornada en la zona sur con una retroexcavadora, una pala cargadora y un camión.

En los próximos días se iniciarán también los trabajos previos en la boca norte del futuro túnel, cerca de Ruigómez, donde habrá que crear rampas con rellenos de tierra para facilitar el acceso de la maquinaria pesada hasta el punto donde se empezará a perforar. Por lo tanto, en las primeras semanas de trabajos en ambas bocas, y tras los desbroces, se realizarán tareas de desmonte y rellenos, además de cinco drenajes (encauzamiento de barrancos) para preparar el terreno para la maquinaria y los operarios especializados en excavaciones, unos trabajos que la UTE espera comenzar en el mes de enero.

La construcción de este tramo Santiago del Teide-El Tanque del anillo insular, que se pretende ejecutar en 48 meses, “es una infraestructura fundamental para mejorar la movilidad y la conectividad entre el norte y el sur de la isla de Tenerife, así como para aliviar la congestión de tráfico” de la autopista TF-5 en dirección a Santa Cruz de Tenerife desde el Valle de La Orotava.