Los vecinos y vecinas del edificio Tomé Cano volverán al inmueble mañana, martes 15 de octubre. Así lo ha confirmado a DAUTE DIGITAL, Seth García, administrador de la comunidad.

Después de casi un año del temporal marítimo que devastó la avenida marítima de Garachico, el edificio podrá a volver a ser habitado. No obstante, solo serán habitables las plantas superiores del inmueble.

La planta de los locales y una vivienda, a pie de calle, no podrá ser aún utilizada. Según García, los espacios comerciales llevan más trabajo y en el caso de la Asociación Recreativa El Roque “están realizando un proyecto para destinar el local a la actividad que desean”, afirma el administrador.

Tras el desalojo del edificio el pasado 27 de noviembre de 2018, el administrador aseguró que la vuelta de los vecinos y vecinas eran impredecible. Sin embargo, García habla de que “hemos respetado los tiempos y estamos en lo previsto. Hemos forzado la máquina para poder entregar las llaves ya que hay personas que tienen ese piso como vivienda principal”, explica.

La idea del administrador era terminar la fachada y entregar las llaves. Pero la situación de varios vecinos y vecinas han hecho el esfuerzo para que a mediados de este mes de octubre este edificio vuelva a la normalidad casi un año después.

Vecinos del Tomé Cano salen del edificio por la calle Esteban de Ponte. / Leticia Dorta
Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.