El Ayuntamiento de Buenavista del Norte rindió homenaje días atrás a los dos agentes de la Policía Local que más tiempo han ejercido su labor en el municipio: Antonio Miguel Suárez y Conrado Dorta. Con décadas de servicio público a sus espaldas, la historia reciente del pueblo no se puede escribir sin ellos.

El salón de actos del consistorio acogió el acto donde estuvieron presentes los exalcaldes del municipio, concejales actuales de la corporación, agentes de la Policía Local, empleados del Ayuntamiento y familiares. Conrado y Suárez, como se les conoce comúnmente en la comarca, recibieron de manos del alcalde, Antonio González, las medallas conmemorativas de sus años de servicio, 42 y 30, respectivamente.

Antonio Miguel Suárez Díaz nació en Buenavista del Norte el 11 de agosto de 1958, incorporándose con 31 años a la plantilla de la Policía Local de su pueblo, en 1989. En 2005 tomó posesión como cabo, convirtiéndose más tarde en oficial, que cargo que ejerce alternándolo con el de subinspector jefe accidental ante las ausencias de Conrado Dorta. Siguió ejerciendo esas funciones como oficial de la Policía su jubilación, el pasado 1 de abril de 2019. El Ayuntamiento le impuso la encomienda conmemorativa de sus 30 años de servicio.

La trayectoria de Conrado Manuel Dorta González es todavía más extensa. Nació en 1956 y se incorporó a la Policía Local de Buenavista con 21 años, en 1977 y en plena Transición. “Son tiempos en los que la Policia Local no tiene la estructura ni logística con la que cuenta hoy en día”, explicó el alcalde durante el acto. “Hablamos de la figura de los celadores y guardias, voz que se sigue utilizando todavía por algunas personas en nuestro municipio para referirse a la Policia Local”.

En un cuerpo donde siempre se respeta la jerarquía por orden de llegada, Conrado se convierte en cabo de la Policía Local el 29 de junio de 1989. El 15 de junio de 2003 toma posesión como subinspector jefe de la Policía, puesto que ejerce hasta su jubilación en marzo de 2019. “En el caso concreto de Conrado, estamos ante una persona que es un libro abierto, un testigo de excepción del cambio experimentado durante toda la democracia en los cuerpos de La Policia Local de Canarias, de los cambios en los ayuntamientos y toda su estructura y legislación, y cómo no, de los cambios sociales acaecidos en nuestro municipio”, subrayó Antonio González.

Fotos: Romy Rodríguez