El Ayuntamiento de Buenavista del Norte, en sintonía con el de Santa Cruz de Tenerife, defiende las matanzas de cabras asilvestradas que esta semana está realizando la empresa pública Gesplan en los parques rurales de Teno y Anaga.

La medida llega después de que el Cabildo diese en febrero de 2018 dos meses de plazo a los ganaderos para que las recogieran porque, de no hacerlo, comenzaría una apañada cuyo coste podría repercutir en sus dueños. Ahora, cuando acaba octubre de 2019, llega el último recurso: abatirlas.

Se trata de una decisión que ha generado bastante polémica ante la oposición de colectivos animalistas y vecinales. Sin embargo, 16 asociaciones ecologistas y 118 expertos científicos han firmado un manifiesto apoyando la decisión del Cabildo. En la misma línea está el Ayuntamiento de Buenavista.

Escena de ‘The Canary Islands’ desde el macizo de Teno

En declaraciones a COPE Canarias, el alcalde explica que el problema “se viene apreciando desde 2013, con los enormes daños medioambientales y agrarios” que producen las cabras silvestres del Parque Rural de Teno. “En 2014 pusimos el problema sobre la mesa y en este último mandato —gobernando el PSOE en Buenavista— se siguió ese trabajo”, señala Antonio González (Sí se puede).

Quizás ha faltado información para que los vecinos no se alarmasen

El primer edil afirma que la matanza es una medida “excepcional y última”, precedida por las apañadas y la labor de los cabreros. “Si esto fuera un camino de cuatro etapas, estaríamos ante la última”.

En todo caso, González admite que “quizás ha faltado información para que los vecinos no se alarmasen, pero también para dar a conocer los graves perjuicios que ocasionan; una cabra suelta no es un animal dócil”.

Rebaño de cabras domésticas en Buenavista / Daniel Pinelo

“Hay colectivos ecologistas que tenían flora registrada en el barranco de Masca que se ha perdido por las cabras”, asegura el alcalde. De hecho, los firmantes del manifiesto a favor de la eliminación de las cabras asilvestradas señalan que “en el archipiélago existen más de 80 especies vegetales endémicas con serios problemas de conservación y cuya principal amenaza la constituyen estos animales. Por ello, muchas de estas plantas se refugian en lugares escarpados de difícil acceso ya que, en estos enclaves el efecto de estos animales es menor”. Los problemas también afectan a la ganadería, ya que los machos cubren a las cabras fuera de tiempo y alteran los ciclos de producción de leche.

Antonio González relata que el pasado lunes recibió a un grupo de vecinos preocupados por los disparos y pidiendo un aplazamiento de las matanzas, “pero ellos mismos me decían que había apañadas que no habían sido nada útiles”. En todo caso, dice el alcalde, “leyendo algunas informaciones parece que el Cabildo se metió ahí a matar cabras de la noche a la mañana y no es así; ha sido un trabajo bien hecho”, recalca.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.