Agentes de Medio Ambiente del Parque Rural de Teno han sido alertados por la actuación de varias personas que procedían a desmontar unas piedras dentro del Espacio Natural Protegido. El motivo al que aluden es que pensaban que se trataban de las conocidas como tonguitas de berolos.

La proliferación de estas torres de piedras que atentan contra el paisaje es cada vez más común, pero también la concienciación para retirarlas y reconstruir el paisaje. Esa era la intención de quienes intentaron desmontar una de las muchas construcciones de piedra en Teno, cuando en realidad se correspondía con una estructura con un importante valor etnográfico para la zona.

Tagoras protectoras del viento, mojones o majados que indican los caminos, eras para trillar el cereal, calzadas para facilitar el paso en los riscos… Todas ellas son construcciones de piedra que tuvieron utilidad en el pasado y todavía lo siguen teniendo en el presente. Desde el Área de Medio Natural del Cabildo recuerdan que no deben alterarse estos elementos de los caminos sin tener toda la información y que, en caso de tener dudas, hay que contactar con los agentes de Medio Ambiente de la zona.

“Los Espacios Naturales Protegidos son lugares que intentan conservar el patrimonio natural y cultural de las Islas Canarias. En ellos, si nos paramos a observaros el paisaje, encontraremos vestigios de la historia”, señalan desde la corporación insular.

Fotos: Área de Medio Natural del Cabildo de Tenerife