Área de Medio Natural del Cabildo de Tenerife

Agentes de Medio Ambiente del Parque Rural de Teno, en colaboración con el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla, intensificarán durante agosto la vigilancia de los acantilados de Los Gigantes, que se han convertido en el último bastión del guincho en la isla de Tenerife. De hecho, el Parque está declarado por la Unión Europea Zona de Especial Protección para las Aves.

El Área de Medio Natural del Cabildo recuerda que la normativa prohíbe cualquier actuación sobre los guinchos que anidan en esta zona, estando prohibido perseguir, molestar e invadir el territorio y los lugares de reproducción de esta especie.

Hasta el 31 de agosto, especialmente en la zona costera de Barranco Seco, está prohibido navegar y fondear a menos de 250 metros de la zona de acantilados, debido a la necesidad de un territorio óptimo para la alimentación, descanso y sombreo para la especie. Tampoco se puede utilizar megafonía y se ruega evitar ruidos fuertes.

Beneharo Rodríguez

Del mismo modo, el Cabildo prohíbe pescar desde la orilla de todo el acantilado, así como realizar rutas a pie por zonas próximas a los nidos.

La corporación insular subraya que la situación de regresión de la especie es “alarmante” en Canarias, por lo que la colaboración de los ciudadanos es vital para evitar cualquier tipo de afección negativa hasta que los pollos maduren y abandonen el nido.

“Muchas veces no somos conscientes de que nuestra presencia y cercanía pueden provocar molestias y estrés en esta sensible especie”, explican desde el Área de Medio Natural.