Los Silos abre una nueva etapa tras 16 años de mandato de Santiago Martín. Tres candidaturas concurren a las elecciones locales y el PSOE ha apostado por la actual primera teniente alcalde y responsable de las áreas de Bienestar Social, Macu León, para conseguir la quinta mayoría absoluta del partido.
Esta silense, nacida en La Caleta de Interián, de 43 años y madre de dos hijos, bióloga de profesión, afronta una de las etapas más decisivas de su vida. Este domingo 26, los vecinos decidirán si le otorgan la confianza para hacer historia y convertirse en la primera mujer en llegar a la Alcaldía de Los Silos en los 200 años de historia municipal. Asume un reto “desde la humildad”, pero convencida de que sus doce años al frente de diversas áreas del Ayuntamiento y sus ganas de trabajar son las mejores armas para ganar.

“Descontento” con el gobierno de CC

Macu León entró en política con ganas de cambiar las cosas. No le gustaba “el ambiente que se respiraba en el pueblo” durante la etapa en la que Coalición Canaria tocó gobierno, la última vez que los nacionalistas han ostentando la Alcaldía silense. “Entre 2001 y 2002 se comenzó a generar un movimiento fruto del descontento de gran parte de la población pero, sobre todo, de un grupo de gente joven y preparada”, recuerda. Reconoce que algunas candidaturas le ofrecieron formar parte de las listas para las elecciones de 2003, pero decidió acudir a las reuniones que estaba organizando el renovado Partido Socialista, en un primer momento solo a título informativo, para después participar plenamente de forma activa en el mismo.

Ese movimiento desembocó en la victoria del PSOE en las urnas, aunque León no fue electa en ese momento. “Era un proyecto ilusionante y renovado, íbamos con humildad pero comenzamos a ver en los mítines masivos que algo se estaba moviendo”. Resultado: mayoría absoluta.
Los primeros cuatro años de Santiago Martín como alcalde comenzaron a transformar el pueblo y a transmitir que otra forma de hacer las cosas es posible, a tenor del aplastante resultado de 2007: 10 concejales socialistas frente a 3 de CC. Ese año, Macu se estrenó en el Ayuntamiento. Rememora con orgullo cómo logró que Los Silos fuera referente en la comarca en las campañas para dinamizar el comercio local, así como en el área de empleo, con numerosos planes de formación para el empleo y en medio ambiente generando las primeras jornadas medioambientales de la Isla baja.   

Lo social como seña de identidad

La crisis arreciaba y en 2011 pasó a desempeñar el área de Bienestar Social, una de las más duras para cualquier ayuntamiento. “Sobre todo, en los municipios pequeños, donde nos conocemos todos”, apunta. “Yo llegaba tras la etapa de Alicia Palenzuela, una gran concejala que se fue por la puerta grande”, con la que guarda una gran relación y a la que considera una referente en las políticas sociales municipales.
Ocho años después, Macu León sigue liderando el área que la ha definido como política, a pesar de su formación científica. Se siente orgullosa de contar con “un buen equipo, bastante implicado y muy centrado”, y recalca que el fin de la asistencia social debe estar en el empleo, “hay que dar herramientas para conseguirlo, no quedarnos solo en la ayuda”. Por eso, dice que le indigna “mucho que en política se juegue con el tema social, sobre todo, desde el desconocimiento”.

“Me indigna que se juegue con el tema social en política”

“Se nos podrán achacar muchas cosas, pero no nuestra apuesta por la formación y por las políticas sociales”, asegura. Saca pecho de la defensa de los servicios públicos municipales “que hemos entendido que deben prestarse sí o sí desde la gestión pública”, recordándole a la candidata del Partido Popular que “licitar es privatizar”, algo a lo que la socialista se niega en rotundo. La residencia geriátrica y la escuela infantil, junto con la atención a domicilio —de la que dice que “no hay listas de espera”— son sus referentes, además de enorgullecerse de contar en Los Silos con una sede del anillo insular de políticas sociales y de la oficina comarcal contra la violencia de género.

Su otra gran seña de identidad es la igualdad. “Puede estar de moda, pero hay que predicar con el ejemplo”. Fue de las pocas políticas locales que acudía a las reuniones sobre la materia, cuando lo común era que lo hiciesen los técnicos. “He defendido con uñas y dientes la igualdad y tengo claro que si soy alcaldesa seguiré llevando esa área en el Ayuntamiento”, promete. También recuerda su insistencia para lograr que todos sus compañeros ediles se formasen en ese ámbito para que sea “algo transversal y no de una sola concejalía”.

“La igualdad es algo transversal y no de una sola concejalía”

Incide en que “todas las mujeres hemos sufrido algún tipo de maltrato, ya sea físico o psicológico, o tan solo micromachismos” y reconoce leer “con emoción” los manifiestos del 8 de marzo y del 25 de noviembre en la puerta del Ayuntamiento. “Creo en lo que estoy leyendo, no es una pose política”. Habla con tristeza cuando recuerda el momento en el que elevó al pleno municipal una moción para impulsar el Pacto de Estado contra la violencia de género. Una iniciativa que dotaría a los municipios de recursos para la lucha contra esta lacra social que les avergüenza y “cuando creí que iba a tener un apoyo unánime, mi sorpresa y decepción fue que la derecha votó en contra”. Por eso recalca que “la igualdad no es sacarse una foto el 25 noviembre y colgarla en una red social, es ser coherente y defender iniciativas que la impulsen”.    

Apuesta por su seña de identidad

Macu León se considera una persona “coherente, responsable y discreta” en su función pública, asegurando que “cuando ha habido problemas, siempre he dado la cara”. Entró en política, dice, “para cambiar el pueblo y hacer que progresara”. Por eso, subraya que “el día que creyera que no se puede hacer nada más, me iría para mi casa”.
Ahora afronta un proyecto nuevo, donde quiere dejar su seña de identidad, pero sin arrepentirse de los 16 años de su predecesor, Santiago Martín. Del todavía alcalde silense solo tiene palabras de agradecimiento. Lo conoció a través de su hermano, del que era amigo. “Es una persona discreta pero muy coherente; Santi no ha cambiado, sigue haciendo la misma vida y no quiere protagonismos”, añade, para resumirlo como “una muy buena persona”.
Martín ha dado un paso al lado y Macu quiere tomar las riendas. ¿Vértigo por ser alcaldesa? “No, porque ya estoy dentro y sé cómo se trabaja, pero sí es una responsabilidad muy grande representar al municipio”, algo que ya ha hecho no pocas veces como alcaldesa accidental. Asegura que es consciente de que su cargo no tiene horarios y que ya lo ha demostrado: “Fui madre siendo concejala y nunca he puesto a mi hijo como una excusa en el trabajo, siempre he podido compaginarlo”.
El domingo hay elecciones. “Queda mucho trabajo por hacer y gestionar un ayuntamiento ahora es muy difícil, no es igual que al comienzo de la democracia”, advierte. Macu León quiere ganar la Alcaldía y para ello dice contar con el mejor grupo para gestionar las diferentes áreas del consistorio, un grupo de personas preparadas, responsables y con mucha implicación en el tejido social del municipio. Ella apuesta por conseguirlo. El 26 de mayo se despejarán las dudas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.