Gran parte de la costa de Garachico quedó infrautilizada tras el último mar de leva del pasado noviembre de 2018. No obstante, la rampa de la playa de El Muelle se encontraba en condiciones deficientes anteriormente.

Tras pasar el invierno, Heriberto González, alcalde del municipio, ha anunciado que se comenzarán las obras de la rampa de acceso este mes de abril. 

La rampa será demolida para volver a construirse. Una obra que tardará “dos meses y medio. Esperamos que esté acabada a principios de la mitad de junio”, augura González. Por otro lado, habló de El Caletón: “empezaremos a mitad de mayo con el solarium que está debajo del restaurante y más tarde por las zonas de escaleras que es más complicado”.

De este modo, las zonas de baño de Garachico estarían listas para su uso a mitad del mes de junio aunque eso no significa que se recupere la imagen de normalidad al cien por cien.

En cuanto a la zona del restaurante El Caletón, el mar destrozó los muros que están justo encima de la cocina del establecimiento. La zona, conocida como la garita por los locales, fue bastante dañada por el mar. Concretamente el techo del restaurante ya se encontraba en malas condiciones pero lo ocurrido el pasado noviembre ha empeorado aún más la situación del inmueble. 

De este modo, el primer edil garachiquense ha declarado que “al menos el techo de la cocina del restaurante tendrá que ser demolido y reconstruido”. Por ahora, el consistorio está a la espera de los permisos de las administraciones pertinentes que les permitan actuar en el establecimiento.

La plaza del castillo de San Miguel es otra de las zonas que quedaron destrozadas por el mar. Patrimonio está estudiando la rehabilitación de ese entorno aunque Heriberto González sí que tiene claro que no se reconstruirán elementos de piedra que con temporales marítimos puedan causar daños al ser desplazados.

“Los pilaretes no se han reconstruido porque eran un añadido a esa plaza. Lo más probable es que se instale un vallado por medidas de seguridad pero no elementos de piedra como el muro que estaba pegado al acceso a esa zona”, dice González. A esto le añade que se está valorando recuperar la imagen original de esa zona, sin elementos pero “habría que poner algo por seguridad”.

Más sobre la rampa de la playa

La obra tiene un coste de más de 100.000 euros y durante su ejecución se espera que no haya complicaciones con el mar. “Al inicio, este tipo de obras suelen ser más vulnerables por el mar. Lo ideal sería hacerla en verano pero entonces la playa no podría usarse”, advierte el alcalde de la Villa y Puerto.

El Ayuntamiento de Garachico tiene los permisos de obras desde mitad del verano pasado pero han creído conveniente realizarla en estos meses. Se demolerá la rampa completamente y se reconstruirá con la misma fisonomía actual pero la parte superior tendrá una plancha. Además, los revestimientos se quedarán como estaban porque así lo determina el área de Patrimonio histórico del Cabildo Insular de Tenerife. “Habrá un arqueólogo que le hará un seguimiento a la obra”, afirma el alcalde a DAUTE DIGITAL.

Al inicio de la obra, la mitad de la playa más cercana a la rampa estará infrautilizada pero se podrá acceder por la escalera del otro lateral. 

Avatar
Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.