Fotos: Leticia Dorta

Sí se puede acabó en 2011 con 32 años de gobierno socialista en Buenavista del Norte, pero en 2015 perdieron la Alcaldía tras un cambio a última hora de Coalición Canaria, que decidió apoyar al PSOE. Antonio González quiere volver a ser alcalde y, para ello, se presenta a sus cuartas elecciones consecutivas. Durante los últimos meses ha tenido que escuchar rumores de todo tipo.

– ¿Se lo ha pensado más este año? Hemos conocido su candidatura bastante más tarde que la del resto…

Conforme va pasando el tiempo, siempre vas pensando más las cosas. Desde el principio tenía claro que iba a estar donde los compañeros dijeran y que estaba dispuesto a encabezar la lista. Son declaraciones que he hecho desde septiembre. Pero sí es verdad que las personas que estábamos dentro del grupo municipal dijimos que teníamos que tener un proyecto sólido y en eso nos centramos desde octubre. Hemos estado trabajando de manera participativa con la dinámica de qué Buenavista queremos. Teníamos claro que íbamos a concurrir y en lo último en lo que nos centramos fue en la candidatura. Es verdad que en torno a febrero y marzo estuvimos discutiendo qué es lo que sería mejor. Hemos trabajado con colectivos como Vecinos/as por la Sanidad Pública, trabajando más por fuera que orgánicamente en el partido. Al final decidimos que fuera yo, no porque me lo pensara más, sino porque se produjo más tarde. Se ha puesto en duda que fuéramos a concurrir a las elecciones, algo a lo que asistíamos con cierta gracia.

– Se va a presentar a las cuartas elecciones consecutivas. Lleva 12 años como concejal y aspira a estar 16, aunque solo ha estado cuatro en el gobierno. ¿Qué le diría a los que piensan que debe haber una renovación en el partido?

El partido realmente ha tomado esa decisión pensando que era la mejor. Ahora nos sometemos a las elecciones y después del resultado veremos si fue acertada o no. Más pronto que tarde tendremos que someternos a una renovación, sobre todo, de los puestos de salida. Este año hemos apostado por una renovación poco a poco. Las cosas se juzgan después. Creemos que, a pesar de que llevamos 12 años, empezamos muy pronto. Tengo 37 años, estoy fresco de ideas y tengo muchísimas ganas de encabezar el grupo municipal. Nos presentamos para gobernar pero, si no lo hacemos, estaremos representando a quienes nos hayan votado durante 4 años y lo hago con todo el ánimo del mundo. Les diría que no tuvieran dudas, que aunque llevamos 12 años seguimos estando frescos y siendo gente joven, y hemos mejorado Buenavista.

– ¿Buenavista está mejor o peor que hace cuatro años, cuando dejó la Alcaldía?

Está más perdido. Cuando dejamos la Alcaldía teníamos una dirección concreta. Es cierto que la situación económica exterior ha mejorado, pero carecemos de un proyecto de futuro, que la gente de Buenavista sepa claramente hacia dónde nos dirigimos. Hemos vuelto a las políticas erráticas de aprovechar parte de lo que nos viene de fuera sin tener clara cuáles son las prioridades para el municipio. Eso lo veníamos detectando desde hace dos años. Siempre hemos dicho que Buenavista ha tenido un gobierno de chapa y pintura, donde han estado más centrados en hacer notar que las cosas están bonitas, independientemente de que el pueblo camine o no. Nosotros no vamos por esa línea. Hay que poner en marcha un desarrollo diferente para el municipio y para la comarca en la que vivimos. Hemos llegado a 2019 con un mensaje claro de este grupo de gobierno: o te vas fuera o trabajas para el Ayuntamiento, y eso no puede ser. En eso hemos empeorado.

Bienestar Social ha vuelto a ser Servicios Sociales, enfocada en el asistencialismo

Además, creíamos que había un Ayuntamiento cohesionado en todas las áreas y hemos visto que, fruto del pacto de gobierno que se hizo deprisa y corriendo, ha estado fragmentado. Eso también influye en que no haya ninguna dirección. El área de Bienestar Social ha vuelto a ser Servicios Sociales, enfocada única y exclusivamente al asistencialismo. Hace cuatro años, sin embargo, trabajaba en conjunto con el resto del área para ofrecer soluciones, era un área integral. En definitiva, queremos lanzar un proyecto para que la gente sepa a dónde se dirige el municipio para generar riqueza.

– ¿Este ha sido el mandato de la movilización ciudadana en el municipio? La regulación de Punta de Teno, el proyecto de depuración comarcal, las demandas para el Hospital del Norte…

Sí que ha sido importante, con temas que a la gente le ha tocado. Lo de Punta de Teno y el sistema de depuración han sido cosas más locales, pero lo del Hospital del Norte ya viene de muchos años. Vecino/as por la Sanidad Pública es una idea que ponemos en marcha porque a través de la Asamblea Virtual recogíamos para todos los plenos quejas por el estado de la sanidad. Ha sido ejemplo de cómo irse desprendiendo de una primera iniciativa política para seguir caminando y trazando vínculos con otras asociaciones. En ese sentido, sí es verdad que llegamos a 2019 con una madurez.

Respecto a Punta de Teno, está claro que hubo una contestación social importante por cómo se hicieron las cosas. Lo de la depuradora ha sido lo último: se ha conseguido un trabajo más comarcal y pensamos que es fruto de que la gente ha perdido el miedo a participar y ha entendido que, si no levantamos la voz, las personas que gobiernan no nos van a hacer ningún caso.

– ¿Se han aprovechado ustedes de esos movimientos ciudadanos? Vecinos/as por la Sanidad Pública fue lanzada por ustedes, la Plataforma Los Silos-Isla Baja tiene a miembros de Sí se puede participando activamente, y con el Club Naútico Punta de Teno había buen entendimiento, al menos, al principio. ¿Quien vea esto desde fuera puede pensar que se han aprovechado de ellos para posicionarse mejor?

Es rotundamente falso que los hayamos utilizados políticamente. Sería una falta de respeto a esos movimientos ciudadanos. Nosotros empezamos con muchas inquietudes y tenemos una tradición de participación bastante importante, pero ha sido exclusivamente a nivel personal. Las personas que acuden a Vecinos/as por la Sanidad Pública saben perfectamente que nuestra intención ha sido, desde el primer momento, desprendernos absolutamente de cualquier autoría y no influir para que nadie pudiera lanzar ese ataque hacia un trabajo honesto que están haciendo personas que no tienen nada que ver con siglas políticas. Sí creo que el grupo de gobierno no ha sabido entender las demandas de esos colectivos y sí es verdad que la única manera que tienen ellos de defenderse de las aspiraciones de estos tres colectivos es atacarlos diciendo que están utilizados políticamente. Nuestra conciencia está perfectamente tranquila cualquiera de los colectivos contestaría exactamente lo mismo.

Nuestra trayectoria a los largo de estos 12 años pasa por el respeto absoluto de todos los colectivos que han trabajado en Buenavista. Hemos fomentado la participación y el trabajo por parte de la gente. Incluso, gobernando tuvimos puntos de vista diferentes con algunas asociaciones, pero siempre desde el respeto absoluto y alejándonos de cualquier tipo de intromisión. Y estando en la posición ha seguido siendo nuestra línea.

– ¿Qué modelo defiende Sí se puede para la regulación del acceso a Punta de Teno y Masca, que parece estar muy cerca?

Antes decía que Buenavista debe tener una dirección clara. Estos dos sitios son muy importantes para el pueblo. La regulación de Punta de Teno demostró que es un lugar muy sensible y que tiene una relación muy directa con el día a día de la gente de Buenavista. Con Masca va a pasar exactamente lo mismo. Defendemos que, si va a haber regulación, se haga con luz y taquígrafos, de manera participativa y que lo haga todo el pueblo. Lo que sí que no vemos es solamente un eje Teno-Masca; tenemos que pensar en el Parque Rural de Teno y en el casco y en la Isla Baja.

Cuando se intentó vender la regulación que se proponía por parte del Cabildo para Punta de Teno, se habló de una serie de ventajas para dinamizar la Isla Baja, algo que dos años después no se ha llevado a cabo. Eso demuestra que no tienen ningún proyecto detrás, sino unas ideas para unos sitios muy concretos que, desde nuestro punto de vista, mercantilizan los espacios naturales protegidos sin tener muy claro quién se lleva esa riqueza. Hay que inmiscuir a todo Buenavista dentro de este sistema que debe ser integral y pasar por arreglar los problemas que se generaban en Teno y lo que se deriva de la utilización turística de Masca, pero generando riqueza en el resto del municipio. Llevamos un año preguntando en el pleno cómo se va a regular el barranco de Masca y el grupo de gobierno siempre nos dicen que no saben nada y, sin embargo, se está anunciando la apertura para el verano. Esas respuestas son mentiras y hay un plan oculto que, además, no tiene ningún fundamento ni relación con el resto del municipio.

No vemos con buenos ojos volver a la situación anterior de Punta de Teno

Quienes viven en Masca tienen que ser partícipes de la solución que allí se tome. Y eso es responsabilidad nuestra. Tenemos que sentarnos, no huir de la participación, y las cosas no se pueden hacer deprisa y corriendo, a la callada, como se hicieron en Punta de Teno y como se están haciendo ahora. Aquello no fue un proceso participativo, sino un completo desastre. La decisión que se tomó fue precisamente la que se anunció dos meses antes y no tenía nada que ver con las conclusiones que se anunciaron tras el proceso participativo, que tampoco era el que quería la gente. Ahora hemos visto que, finalmente, han tomado la decisión que querían tomar desde el principio, cerrar todos los días, y sin que la gente de Buenavista tenga ninguna bonificación para acceder a una de las playas del municipio.

– Y, con todos esos condicionantes, ¿están a favor de regular el acceso a esos espacios?

Ahí se están generando unos perjuicios del uso turístico que hay que regular. Desde el principio hemos dicho que podemos tener una opinión personal…

– ¿No tienen una opinión como partido?

No, nuestra opinión era que el proceso participativo tenía que ser más largo, con todas las opiniones y llegando a un acuerdo entre todas las partes. Obviamente, no todas saldrían satisfechas. Pero sí es verdad que nuestro partido no ve con buenos ojos volver a la situación anterior de Punta de Teno, donde el aparcamiento era un desastre por seguridad y conservación medioambiental. Es un lugar muy sensible que tenemos que cuidar todos y creo que la mayoría de los buenavisteros están a favor de eso, pero tampoco está bien que la regulación no genere absolutamente ninguna riqueza en el municipio ni que los vecinos tengan ningún tipo de bonificación que, por cierto, sí tienen los propietarios de embarcaciones, sean o no de Buenavista. Eso es prácticamente un insulto para los vecinos en cuanto al uso recreativo de la playa. Queremos conservar y regular Teno. Si en Teno pasaba algo un viernes y tenía que ir una ambulancia, no era posible porque la cantidad de coches lo impedía. A esa situación no debemos volver.

Respecto a Masca, hay suficientes ejemplos en la prensa para saber que el uso que se estaba haciendo del barranco no era el adecuado en cuanto a conservación y a la gestión de empresas hacían del lugar, y eso también debe cambiar. Lo tenemos claro, pero nos oponemos a que el barranco se cierre sin que la gente de Buenavista y Masca sepa en qué condiciones se va a regular, que es la situación que tenemos ahora mismo.

– Antes hablaba de recuperar el rumbo del municipio. ¿Por dónde pasa? ¿Cuál es el proyecto que propone Sí se puede para los próximos cuatro años?

Lo primero, un grupo de gobierno fuerte que mira hacia dentro y no tanto hacia fuera, cohesionado, sólido y que tenga las cosas claras; con buenas relaciones con el resto de administraciones pero que les haga entender que el pueblo tiene que tener una voz propia y capacidad de decisión. Por otro lado, las áreas tienen que volver a dejar de trabajar por separado, que es una situación que nos encontramos en 2011. Bienestar Social tiene que ser el área vertebradora de todas las áreas del Ayuntamiento.

Tenemos un estudio energético que acabaría con los problemas de suministro de agua

Defendemos una propuesta de desarrollo en varios frentes. Por un lado, proyecto a nivel turístico integral para todo el municipio, dando un eje al Parque Rural de Teno con la costa y el casco a través del rescate de su patrimonio histórico y etnográfico. Por otro lado, tenemos que recuperar el desarrollo de energías limpias. Tenemos un estudio que ha estado cuatro años guardado en un cajón porque el grupo de gobierno ha querido, tenemos una posibilidad de generación de aguas a través de energías limpias que sería única en Canarias con las infraestructuras que ya tenemos y que acabaría con los problemas de suministro de agua para el consumo humano y para la agricultura de toda la Isla Baja. Y, por supuesto, tenemos que apostar por una depuración natural y dejar de verter agua al mar en malas condiciones. La gente ya ha puesto sobre la mesa un proyecto fiable y hay que hacer entender a las demás instituciones que tienen que apostar por eso.

Hay material suficiente para trabajar durante estos cuatro años y tener un objetivo claro hacia el cual dirigirnos y una base clara para llegar a 2023 en mejores condiciones y con un objetivo trazado. A nivel económico, tenemos que seguir progresando en un trabajo que comenzamos en 2011, llevando el Ayuntamiento hacia una estabilidad económica que nos permita seguir mejorando las inversiones con fondos propios.

– Decía que el grupo de gobierno no está cohesionado. De hecho, gracias a Coalición Canaria han sacado adelante mociones importantes, sobre todo, respecto a la depuración natural. Al final ha sido clave esa discrepancia entre PSOE y CC…

Pero necesitamos un grupo de gobierno que ejecute lo que legisla el pleno. Es verdad que se han conseguido acuerdos importantes y no debemos dejar de valorarlo, pero a la vista está que ha pasado un año del primer acuerdo institucional y no se ha ejecutado absolutamente nada. El problema del grupo de gobierno ha sido que han ido por separado: el PSOE ha tenido muy claro que ha ejercido el poder de manera dominante, ha arrinconado a CC en sus áreas y, por lo tanto, ha ejercido el poder como lo han entendido ellos, con lo cual, todas esas discrepancias se han quedado en meros formalismos. No se ha roto el gobierno…

Han reprobado a la alcaldesa. No sé en qué otro sitio ocurre que un socio de gobierno repruebe a la alcaldesa y no tenga consecuencias…

Básicamente, porque han sido acuerdos de cara a la galería para posicionarse ante las elecciones. La reprobación la impulsamos por responsabilidad, cuando comprobamos que la alcaldesa nos había ocultado información y mentido descaradamente. Asistimos con sorpresa a la aprobación de esa reprobación pero han pasado tres meses y no ha habido efectos reales. Eso es una demostración de que, realmente, una cosa es lo que se dice y otra son los hechos probados, y los hechos probados defienden que el grupo de gobierno es de conveniencia, pero que se va a seguir manteniendo pase lo que pase y que va a seguir funcionando de manera totalmente separada, sin pensar en Buenavista del Norte, y seguirá unido si se dan las circunstancias.

– Si vuelve a no haber mayoría absoluta, ¿volverán a intentar pactar con CC? ¿Se fían de que no se repita el pacto en cascada?

Hace cuatro años dijimos que, si alguien quería que no gobernase el PSOE, la opción correcta era Sí se puede. Es verdad que, durante la campaña, el candidato de CC [David Baso] lanzó un mensaje diferente. Lo que acabó pasando es a lo que asistimos todos.

El PSOE ha arrinconado a CC en sus áreas

– Pero hubo un principio de acuerdo que se rompió la noche antes…

Había un acuerdo cerrado en el que el concejal de CC me dijo el jueves, 11 de junio —la constitución del Ayuntamiento fue el sábado 13— que lo anunciaríamos por la tarde, con un documento elaborado, a falta de firmas, con objetivos por el que teníamos que rendir cuentas. Pasó lo que pasó, y eso no tiene nada que ver con el supuesto pacto en cascada. Ese pacto en cascada se ha roto y el gobierno de Buenavista se ha mantenido estable a nivel de formaciones. Todos sabemos perfectamente que hemos convivido con concejalas que no se dirigen la palabra, que no se dirigen la mirada y que no trabajan en equipo y, sin embargo, el pacto se ha mantenido estable.

De cara a estas elecciones, en lo único que confío es en el grupo que represento. Si alguien no quiere que gobierne el PSOE, su candidatura es la nuestra, la única que garantiza que va a cambiar las políticas que han desarrollado durante 32 años. Eso lo tenemos clarísimo y no vamos a tener ninguna duda al respecto.

Creo que la reprobación de la alcaldesa es un posicionamiento de cara a las elecciones. Una cosa es lo que se diga en campaña y otras las decisiones que se tomen después de haber sido elegidos como concejales. Lo único que le pido a los buenavisteros es que se atiendan a la experiencia, que nuestro grupo cumple con las cosas que decimos. Nosotros pensamos que, en caso de que se den las circunstancias, el pacto de gobierno actual se volverá a reeditar con seguridad.

– ¿No se fía de la candidata de CC, Ángeles González?

No es que no me fíe, es que a mí en ningún momento me ha dicho que vaya a pactar con nosotros en caso de necesidad.

– A ella tampoco le convendrá decirlo…

No tengo ninguna palabra para confiar o dejar de confiar. Hay que dejar una cosa muy clara: todas las personas que forman parte de la lista de CC —también del PSOE— son buenas personas, pero aquí estamos para hacer política…

– ¿Si se repite el resultado…?

Como a nosotros no nos han dicho nada, no tenemos ninguna duda de que, en caso de que se vuelvan a dar las mismas circunstancias, el pacto que funciona actualmente se volverá a reeditar con seguridad.

– Pero ustedes intentarán que no sea así si se repiten los resultados…

Nosotros vamos a intentar conseguir la máxima cantidad de apoyos posible. Queremos gobernar con mayoría absoluta. Ya tenemos la experiencia de gobernar en minoría y no es algo estable. Si ganamos sin mayoría absoluta, por supuesto que vamos a intentar gobernar.

No creo que CC esté pensando en gobernar con mayoría absoluta

– Pero no con el PSOE…

Por supuesto que no, eso lo tenemos claro. Pero tenemos que llegar a algún tipo de acuerdo. En 2011 también intentamos llegar a un acuerdo con CC y tampoco fue posible. Con el resto de grupos conversamos pero no negociamos nada. Incluso si conseguimos la mayoría absoluta, vamos a sentarnos a hablar con todos. Tampoco tenemos ninguna duda de que el PSOE no está pensando en otra cosa que no sea gobernar con mayoría absoluta…

– Los tres partidos aspirarán a eso…

Pero también hay que ser realistas. No creo que CC esté pensando en gobernar con mayoría absoluta.

– Entiendo que ustedes sí…

Claro. Tenemos el objetivo de conseguir la mayor cantidad de apoyos posibles y conseguir gobernar con estabilidad, con mayoría absoluta.

– ¿Se llevan mal a nivel personal con las concejalas del PSOE? Ha habido plenos bastante broncos…

Plenos broncos donde ha habido faltas de respeto hacia nosotros. Cuando ocurre eso, ya sean risas irónicas, malas miradas o comentarios fuera del turno de palabra… claro que ha habido bronca. ¿Mala relación? A nivel particular, ha habido concejalas con las que mi relación ha cambiado. La relación que tenía con la alcadesa en 2011 era una y ahora es completamente diferente. Pero con otras no tenía ningún tipo de relación y no ha cambiado.

Yo lo que procuro es mantener el respeto. Eva García es la alcaldesa del municipio, elegida democráticamente por el pleno del Ayuntamiento y, como tal he procurado respetarla. Si en algún momento he cometido algún error, también he sido el primero en salir y decirlo. Lo que no ha tenido que sorportar Eva García de responsables de nuestro grupo fueron cosas que yo sí tuve que soportar como alcalde, que un compañero del PSOE dijera que el alcalde de Buenavista era indigno, y sin que el grupo socialista saliera a reprobarlo.

Mi relación con Eva García ahora es diferente a la que tenia en 2011

– ¿Qué le pide a los vecinos para que confíen en Sí se puede?

Que confíen en el trabajo que hemos venido desarrollando durante estos 12 años. No nos hemos escondido antes situaciones complejas ni desaparecido incluso después de perder la Alcaldía de la forma en que lo hicimos. Hemos seguido trabajando de manera estable en la oposición, un grupo honesto que entendemos la política desde la participación ciudadana y queremos que Buenavista se convierta en un municipio del siglo XXI con las pecularidades que tenemos, pero la gente de Buenavista no se debe conformar con que el PSOE venga cada cuatro años a utilizar las inversiones del municipio para montar una campaña electoral y decirle a la gente que son la única alternativa. Hemos demostrado que somos alternativa.

Durante cuatro años, en las peores condiciones posibles, fuimos un grupo de gobierno que trabajó y entregó el Ayuntamiento mejor de lo que lo encontramos. Ahora llega el momento de renovar el grupo de gobierno. A los vecinos les pedimos que depositen esa confianza en nosotros para que ese cambio se produzca de una manera definitiva. Fue un camino que empezamos en 2007 y que queremos que ese cambio se establezca de manera definitiva en el Ayuntamiento.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.