El carnaval chicharrero dio su pistoletazo de salida hace unas semanas y, desde entonces, la que se conoce como una de las mejores fiestas de Canarias ha inundado la capital de la isla con color, música y mucho espectáculo. Este año, Garachico ha estado presente en Santa Cruz gracias a la participación de Raúl Pérez, Nuria Herrero y Carlos Castañeda, que han aportado su arte a esta celebración de reconocimiento mundial.

Sin embargo, para ninguno es la primera vez que colaboran. Pérez, que el año pasado trabajó figuras y esculturas con corcho para Eduardo Martín, diseñador de la fantasía de una candidata adulta, repite experiencia, pero en esta ocasión para tres diseñadores y cuatro fantasías. Además, también contribuyó en la elaboración de los trajes de la comparsa Los Joroperos.

“Estoy orgulloso y muy contento de que cuenten conmigo para estos diseños tan grandes”, ha señalado el escultor. En esta edición, tres candidatas adultas han contado con atrezo elaborado por Pérez: Maite Tena con su fantasía Alma diseñada por Alfonso Baute; Laura García y La Pompadour, de Borja Abreu y Yasmina Galván y Yerba Santa, de Alexis Santana.

Santana también contó con el artista garachiquense para trabajar la fantasía de su candidata infantil Oriana Cabrera, Jugando en el 92 llegué a la meta final que resultó ser elegida Primera Dama de Honor. Según Pérez, el trabajo del pasado año con Martín le ha abierto muchas puertas: “Es muy gratificante que los diseñadores quieran que colabore con ellos dada la competencia que hay con respecto a escultores que trabajan el corcho”.

Oriana Cabrera y su fantasía ‘Jugando en el 92 llegué a la meta final’

Aun así, considera que su trabajo, en líneas generales, no está bien valorado: “Creo que lo que nosotros hacemos es algo que no se puede pagar, es mucho más de lo que cobramos y es difícil ponerle una cuantía”. Para el escultor “en el mundo del arte nadie sabe lo que hay detrás del trabajo que se realiza”, de ahí, la injusta recompensa.

“En Garachico me siento muy querido y reconocido”

Sin embargo, él está satisfecho con su aportación al carnaval chicharrero: “Los diseñadores están contentos con mi trabajo y yo me quedo con eso”. Además, el apoyo de la Villa y Puerto también es un aliciente: “En Garachico yo me siento muy querido y reconocido y eso para mí es una suerte y lo más importante”.

Arte al son de la percusión

En el ámbito musical, destaca la participación de los percusionistas Nuria Herrero y Carlos Castañeda en la Gala de elección de la Reina del Carnaval el pasado miércoles 27. Los garachiquenses formaron parte del espectáculo que se dio lugar en el Recinto Ferial por primera vez en la historia y mientras el jurado deliberaba.

Para Herrero, era la primera vez que actuaba en esta Gala, aunque sí había participado en otros aspectos del Carnaval de la capital: “Lo viví todo con mucha ilusión y vi que la gente está muy entregada, además de que hay un volumen súper grande de trabajo que no se ve”. Sin embargo, tal y como relata, “no recuerdo haber participado en el Norte, únicamente he ido a verlo”.

El espectáculo comenzó con cuatro percusionistas de la compañía Pieles sobre el escenario tocando cada un gran tambor, según Herrero, “parecido a los japoneses”: ella, Castañeda, Ventor de la Guardia y el director y encargado de montar la coreografía, Fede Beuster. Posteriormente, tras una breve introducción, dieron paso, cada uno, a dos batucadas y dos comparsas que de manera ordenada y perfectamente sincronizada resonaron y llenaron de alegría el recinto.

Tal y como señaló la presentadora, Llum Barrera, “ha sido la primera vez que se ha vivido el ritmo y el calor de la armonía de las calles de Santa Cruz dentro del Recinto Ferial”, y todo ello fue posible gracias a meses de ensayo y trabajo por parte de toda la organización. “Fue una experiencia a lo grande muy bonita que volvería a repetir sin pensarlo” entre otras cosas, según la percusionista, “porque quedó plasmado el esfuerzo que habíamos hecho y la ilusión que teníamos porque todo saliese a pedir de boca”.

“Fede se ha metido un trabajazo enorme y es un gran percusionista”, comenta Herrero, “y eso muchas veces se reconoce, pero otras no”. Para ella, “generalmente la gente no suele enterarse de lo nuestro y debería de estar más a la vista de todo el mundo para que de verdad se conozca lo que hacemos”. Por ello, entre sus deseos no solo está el de repetir en la capital, sino el de actuar en el Norte: “Poder se puede y para mí sería un gran orgullo actuar rodeada de mi gente”.

Además de participar activamente en el espectáculo, Herrero también formó parte del jurado del concurso de Comparsas en la modalidad de Ritmo y Armonía que se celebró anoche en la avenida Francisco La Roche de Santa Cruz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.