La carretera TF-42 entre Icod de los Vinos y El Guincho continuará cerrada este día de Año Nuevo por riesgo de nuevos desprendimientos de grandes bloques. Parte del talud se vino abajo el 31 de diciembre por la tarde e invadió toda la calzada, llegando incluso a caer rocas en el carril bici que circula metros más abajo paralelo a la vía.

Eran muchas las personas que en ese momento se encontraban participando en la San Silvestre Garachiquense y que se vieron obligadas a tomar la carretera de Las Cruces hasta El Tanque para abandonar la Isla Baja. Del mismo modo, todos los vehículos que querían acceder a los pueblos costeros de la comarca desde Icod tuvieron que hacerlo por las medianías. La TF-421 fue un trasiego constante de coches durante la madrugada, principalmente hacia Garachico, donde se estaba celebrando la fiesta de Fin de Año.

Los operarios del Área de Carreteras del Cabildo comenzaron a trabajar en la noche de Fin de Año y lograron despejar la mayor la calzada, habilitando un carril para vehículos de emergencia.

Carreteras de Tenerife ha informado que este miércoles 2 “a primera hora una empresa especializada en trabajos verticales procederá al saneo manual del material suelto. Se comunicará la apertura de la carretera lo antes posible teniendo presente lo complicado de estos trabajos y la seguridad de los usuarios”.

El túnel de El Guincho también permanece cerrado al comunicar directamente con el tramo de vía afectado.

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.