Han pasado más de dos meses desde que uno de los peores mares de leva de los últimos treinta años azotara Garachico. Comienzan a verse signos de recuperación, al menos en el ámbito privado: este viernes, 1 de febrero, abrirá el primer local —de los más afectados— por el temporal marítimo.

La arepera El Roque de Tomás Pérez reabrirá las puertas del negocio familiar. Después de dos meses y medio, Pérez ha recompuesto su negocio a base de mucho trabajo y una inversión de 60.000 euros. “32.700 euros vienen del consorcio de seguros y el resto de una póliza de una entidad bancaria con muy buenas condiciones”, comenta a DAUTE DIGITAL.

Además, asegura que está “a la espera del Ayuntamiento de Garachico y que la situación del edificio con el consorcio de seguros no se ha resuelto aún”. Por eso, ha tenido que poner las puertas de su bolsillo y también ha mandado a construir las barandas. “El expediente de la comunidad no se ha resuelto con el consorcio”, añade Pérez.

 

En cuanto a la recuperación del dinero invertido, Tomás Pérez piensa que dependerá del trabajo que tenga pero que “seguro que será bastante ya que compré el local el año pasado a mi familia y a ese préstamo se suma todo lo que he invertido ahora”.

Un mar anecdótico

Parece que el mar no está del lado del propietario de la arepera El Roque: las previsiones para el sábado, 2 de febrero, con respecto al mar no son halagüeñas. El mar vendrá con fuerza aunque no será nada grave. “No creo que sea nada fuerte pero es posible que hasta corten la avenida”, augura Pérez.

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.