Se nos da fatal jugar a la quiniela. Así ha quedado comprobado en los dos años anteriores con los pronósticos hechos para la comarca. Daute sigue yendo un paso por detrás respecto a la isla mientras las administraciones siguen excusándose en uno u otro motivo.

2018 ha sido el año de “es que con la nueva ley de contratación pública…”, y así han ido aplazándose proyectos de vital importancia para la Isla Baja. A la hemeroteca nos remitimos. Sin embargo, que en mayo de 2019 haya elecciones locales y autonómicas hace pensar que viviremos, al menos en el primer cuatrimestre del año, importantes avances. Ya saben que, misteriosamente, la administración se pone las pilas cuando se acercan los comicios.

Pensábamos que el año pasado sería el de la regulación de Masca pero el único paso que se dio fue cerrar el barranco. La última promesa del Cabildo es abrirlo en primavera, una vez que las obras estén terminadas. A partir de entonces, solo se podrá acceder al barranco de forma controlada y a través del transporte público. La visita al caserío seguirá siendo libre, aunque el reto sigue estando en compaginar la vida de los vecinos con la explotación turística y el respeto al entorno.

En Punta de Teno, la regulación del enclave no ha avanzado y se ha quedado en el control del acceso. 2019 debería ser el año de la puesta en marcha de servicios para los visitantes, empezando por la zona del faro. ¿Veremos la luz?

En 2018 dijimos que conoceríamos el lugar definitivo donde se ubicaría la depuradora comarcal pero esta sigue en el aire. Al menos, se pusieron sobre la mesa tres opciones: el complejo hidráulico de Las Canteras, la falda norte de la montaña de Taco y el entorno del faro de Buenavista. El Consejo Insular de Aguas sigue apostando por la primera por ser la más cómoda y económica, pero el consejero dijo en junio que no había prisa, justo lo contrario que en declaraciones anteriores. Llevamos unos meses sin noticias desde Santa Cruz. ¿Qué pasará en 2019? El Cabildo ha presupuestado 1,8 millones de euros para depuración y reutilización de aguas en toda la isla, también en la comarca. Tendremos noticias.

La burocracia ha paralizado la demolición y construcción del nuevo cine-teatro de Buenavista, el techado del auditorio de Los Silos y la regeneración de la playa de Agua Dulce. Tampoco el proyecto de conversión de la antigua FAST en un nuevo espacio cultural en Garachico ha avanzado de forma visible. Este año deberíamos comenzar a ver movimientos de palas y máquinas, porque así lo reflejan también las cuentas insulares.

El servicio mancomunado de recogida de basura estaba previsto que comenzara en verano y tampoco ha sido así. El proyecto tiene que materializarse en 2019, al igual que la optimización de los recursos energéticos municipales. A todas estas, ¿dónde está la ruta cicloturista y la señalización turística homogénea? El Consorcio sigue durmiendo el sueño de los justos.

Pleno del Consorcio Isla Daute-Baja

Por fin llegó el Ecomuseo. Aquí sí acertamos. Dos décadas de espera debían cerrarse con un final feliz y, casi en el minuto de descuento de 2018, así ha sido. El 22 de diciembre se inauguraba el centro en el Partido de Abajo y El Tanque ya cuenta con el proyecto estrella que faltaba en la comarca. Eso sí, ahora comienza un duro camino para conseguir la viabilidad del proyecto. El Ecomuseo tiene que ser un lugar vivo para que no suponga una sangría económica. La intención del Ayuntamiento es dinamizarlo con diferentes actividades a lo largo del año y el Cabildo también lo ve así. ¿Habrá buenas noticias en 2019? Con el historial que tiene, casi que nos conformamos con que se abra la cafetería…

Pues eso; si todavía no lo saben, en mayo hay elecciones y muchas cosas pueden cambiar. ¿Qué pasará en los ayuntamientos? ¿Habrá trastoques de caras y de partidos? Román Martín y Eva García ya han manifestado que, si las asambleas locales le dan su respaldo, repetirán como cabezas de lista en El Tanque y Buenavista. Heriberto González juega al despiste diciendo que todavía no sabe. El garachiquense parece haber comprado la táctica de Santiago Martín, que hasta el último minuto no revela sus cartas. ¿Habrá terremoto en Los Silos? Pregunten a los vecinos por el estado de ánimo del pueblo.

Y, volviendo a Garachico, ¿qué va a pasar con A’Gara? Al mismo despite juega Ramón Miranda, aunque prácticamente las fuentes expertas consultadas coinciden en que su condena le impide presentarse. Suena a coalición con un partido grande y con rostro femenino. En breve lo sabremos.