El edificio Tomé Cano, situado en la avenida garachiquense del mismo nombre, ha sido el más castigado tras el mar de leva del pasado mes de noviembre. Tanto que sus vecinos y vecinas no podrán volver a este hasta “abril o mayo de 2019, siendo muy optimistas”. 

Así lo ha afirmado a este diario Seth García, administrador de la comunidad, quien además ha hecho mucho hincapié en que “todo dependerá del dinero”. 

Los informes técnicos han determinado que la mayoría de las columnas del edificio están afectadas y tendrán que ser reforzadas. No obstante, lo que todavía está por ver es si el mal estado de los pilares se debe a los embates del mar o a la proximidad del inmueble a la costa. “Esto es lo que decidirá si el arreglo debe pagarlo en su totalidad el Consorcio de Compensación de Seguros, los propietarios o en diferentes partes”, explicó García. 

Los propietarios y la administración del edificio mantuvieron recientemente una reunión en la que acordaron encargar el proyecto de reconstrucción a los técnicos. Además, se llegó a establecer una derrama para este proyecto que podrá estar en un mes, aproximadamente. No obstante, Seth García ha insistido una y otra vez en que todo depende del dinero y de quién tenga que asumir el coste de la obra. 

Pasos a seguir

Tras el encargo del proyecto vendrá el presupuesto, seguidamente la contratación de la empresa que realizará la obra y finalmente cómo y quién afrontará el pago. Este último paso es el más complicado. “No creo que el consorcio cubra el 100% pero una parte entiendo que sí”, añade. 

Según García se han realizado catas de los cimientos y están bien. Las plantas superiores del edificio también se encuentran en buen estado y “por eso entendemos que el mal estado de las columnas de la planta baja es por las veces que ha entrado el mar”, explica. El machimbrado de estos pilares es lo que ha impedido detectar cómo se encontraban los pilares a lo largo de los años. 

Durante esta semana pasarán más peritos por el edificio e incluso “este martes 11 vendrán unos laboratorios de península para hacer más pruebas” y continúa diciendo que “estoy luchando con el consorcio para que se hagan cargo de esto. Entiendo que el mar ha entrado tantas veces al edificio que por eso está así”, concluye García. 

Reivindicación 

Seth García entona unas afirmaciones más reivindicativas cuando se refiere a los compromisos adoptados por el Consorcio de Compensación de Seguros. “Siempre dicen que la semana que viene el dinero va a estar ingresado para empezar con la reconstrucción y no es así. Va todo súper lento”, asegura. 

En este sentido se refiere también al edificio Atlántico en el que se vieron afectados todos los negocios. “Ya los del consorcio tienen toda la información pero no se ha entregado el dinero para empezar con las reformas ni nada”, confiesa. 

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Comunicación institucional y gestión de redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.