Ya ha dado comienzo el nuevo curso escolar y en el IES El Tanque se han puesto las pilas. En el centro se están llevando a cabo varias iniciativas, entre ellas, el proyecto Cosmolab impulsado, por el Cabildo de Tenerife y el Instituto de Astrofísica Canario (IAC).

El IAC les ha prestado dos telescopios de gran envergadura, uno solar y otro nocturno, además de un proyector solar para que los alumnos puedan hacer uso de ellos. Asimismo, los profesores han sido formados previamente para que puedan trasladar los conocimientos a los estudiantes.

Durante el curso se impartirán varias clases en las que puedan aprender el montaje de los proyectores y a utilizarlos. Irga González, profesora de la rama de Ciencias del Instituto expone que “el objetivo es hacer una excursión al Teide al final del curso para hacer una observación nocturna con los alumnos y los familiares y promover la implicación de estos”.

ZonalLibre de móviles

Además, el IES El Tanque se ha declarado como zona libre de móviles. La profesora asegura que han tomado la decisión porque el curso pasado “el equipo directivo dedicó el 80 % de su tiempo a resolver incidencias relacionadas con el mal uso de los teléfonos”.

A su vez, declara que el móvil provoca que los alumnos no estén concentrados plenamente en la clase y su atención está dispersa.

Para poder llevar a cabo esta medida, cuentan con el apoyo del CEP Norte, que les ha prestado tablets, portátiles y ordenadores. De esa forma los alumnos no tendrán por qué utilizar sus smartphones para desarrollar las actividades.

Los familiares han acogido muy bien esta noticia, lo creían necesario y están “muy comprometidos. Ya hay alumnos que ni si quiera traen el móvil”, explica González.

Asimismo, para fomentar que los estudiantes se sientan mejor durante la mañana, han cambiado el timbre tradicional por diferentes hilos musicales. En los tres primeros cambios de hora suenan canciones más rítmicas para mantenerlos despiertos y en los últimos son canciones más pausadas para que se mantengan tranquilos hasta la hora de salida del centro.

Por otra parte, han creado clubes de diferentes temáticas para dinamizar los recreos. Irga González explica a DAUTE DIGITAL que lo han planteado como “una especie de videojuego en el que hay vidas y puntos”.

Todo el alumnado parte con tres vidas que se pueden perder por incidencias de carácter negativo, como por ejemplo no hacer la tarea de manera reiterada, interrumpir en clase, etc. Y se fomentará el comportamiento positivo con puntos que servirán al alumnado para entrar en los clubes.

La profesora de Ciencias declara que es una “herramienta fantástica para gestionar la convivencia dentro del centro. Premiar las actitudes positivas te hace ganar en solidaridad, compañerismo… es algo muy novedoso”.

Algunos de los grupos creados son el club de ajedrez y juegos de mesa, de fútbol, reciclaje y naturaleza, arte, baile, programación, videojuego y robótica y cine en versión original. A su vez, los encargados de gestionarlos serán los propios profesores, que se han implicado para que en los recreos se pueda hacer algo diferente.

Todas estas medidas surgen para fomentar la convivencia positiva en centro escolar. Además, para que surtan el efecto deseado se llevará a cabo formación por las tardes para los padres y que estos aprendan el poder de la educación positiva. González asegura que “está teniendo una buena acogida y el cupo está prácticamente completo. También van a venir expertos en la materia porque creemos que es la base para tener buenos resultados en la educación de todos“.

Graduada en Periodismo por la Universidad de La Laguna. Redactora de la revista 360 Periodismo de Investigación y de Las Palmas VAVEL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.