Miguel Velázquez

La familia Ponte ha decidido dar por finalizada la promesa realizada hace 50 años en El Guincho hacia la Virgen de la Consolación. Cada primer domingo de septiembre, día principal de las fiestas del barrio, la imagen de la patrona era trasladada junto a San Jerónimo en procesión desde su ermita hasta el patio de la casona de los Ponte, en el Malpaís de El Guincho, donde se celebraba la misa en su honor.

Así ocurrió por última vez este domingo, 2 de septiembre. El término de la celebración religiosa, el párroco de Garachico, Domingo González, leyó una carta entregada por la familia en la que esta comunicaba su deseo de terminar con esta tradición. La razón esgrimida es el actual uso turístico que tiene la casa, convertida desde hace algunos años en hotel rural.

Desde la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús manifiestan el “respeto a la decisión porque tanto la imagen como la ermita son de su propiedad”. González recalca que los Ponte “han tomado una decisión con algo que es suyo y es solo un acto de la fiesta; todo lo demás está y todo lo demás se seguirá haciendo”.

La Virgen, a las puertas de su ermita / Miguel Velázquez

Así, el párroco asegura que ya trabajan para buscar un nuevo modo de celebrar el día principal de la fiesta de la Consolación: “Es tiempo de pensar, de trabajar y de creatividad para continuar con la celebración”. “Vamos a seguir garantizando el culto a la imagen y en la ermita porque también es la imagen devocional del barrio”, señala.

Este 2018 se celebraba, además la visita cuatrienal de la imagen de Nuestra Señora de la Consolación a la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.