Fotos: fan page El camino de Andrés

La décima jornada de pedaleo ha unido este 21 de agosto Villafranca del Bierzo (León) y Tricastela (Lugo). Después de 54 kilómetros, Andrés y su equipo han superado una de las etapas más cortas, pero, según comentaron en su ‘fan page’ “muy exigente puesto que prácticamente toda se desarrolló con la carretera hacia arriba con pendientes propias de los puertos del Tour de Francia”.

Los desniveles y la orografía obligaron a los buenavisteros a rediseñar la estrategia del grupo que desde ayer ya se encuentra en tierras gallegas. “Hubo momentos de duda, especialmente cuando creíamos que nos habíamos equivocado de carretera”, han comentado. Sin embargo, lo peor llegó casi al final del recorrido, en el kilómetro 49, cuando una de las bicis se quedó sin freno delantero. Aun así, el equipo llegó a Tricastela sobre las 20.30 horas.

El día antes, Andrés había superado la que, según el equipo se trataba de la etapa reina del camino”. En este caso esta ha sido la segunda más larga de la peregrinación, por detrás de la jornada que unió Burgos y Palencia, pero cuya orografía era un misterio. “La alegría de Andrés contrastaba con nuestras mermadas fuerzas”, añadieron en su publicación. Finalmente, el grupo llegó a Villafranca: “Allí, curiosamente, nos recibió un peregrino francés que ya nos había visto en otra ocasión y que hace el camino en patineta”.

A las 10.56 horas del día de hoy los buenavisteros abandonaron Tricastela para ponerse en marcha de la que sería la undécima etapa del Camino de Andrés. De momento, Samos y Sarria han sido las localidades lucenses por las que han transcurrido a falta de unas horas para llegar a su próxima parada que pondrá fin a la jornada vespertina.

Fotos: fan page El camino de Andrés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.