Estudio de arquitectura Francisco Alayón

La plaza del Santísimo Cristo del Calvario comenzará a transformar su imagen este miércoles, 27 de junio. Esa es la fecha anunciada por el alcalde de El Tanque, Román Martín, para el inicio de las obras de rehabilitación y embellecimiento del espacio público del casco urbano, cuyo presupuesto ascenderá finalmente a 185.000 euros. Las previsiones iniciales eran ejecutar los trabajos hace un año, durante la segunda mitad de 2017.

El proyecto ha sido redactado por el estudio de arquitectura Francisco Alayón y las obras serán financiadas en un 90 % por el Cabildo de Tenerife y en un 10 % por el Ayuntaniento de El Tanque, a través del Plan Insular de Cooperación de Obras y Servicios.

El objetivo de esta iniciativa, según indica el alcalde, “persigue embellecer y dinamizar un equipamiento estratégico que alberga una amplia cartera de servicios y donde se desarrolla una gran parte de los eventos públicos del municipio”. Se mejorará el pavimento y se hará el entorno más accesible, en un espacio público integrado por el centro de mayores, el centro ocupacional, la ludoteca municipal, el centro multifuncional y la parroquia del Cristo.

Estado actual de la plaza

Con motivo de las obras, el Ayuntamiento llevará a cabo varias medidas temporales para “garantizar la seguridad de los usuarios y prevenir posibles riesgos laborales”:

  • Desplazamiento de la parada de guaguas de la TF-82 hasta las inmediaciones de la oficina de Correos.
  • Cerramiento perimetral de las obras y restricción de dos zonas de acceso de las cuatro que actualmente dispone el equipamiemto.
  • Restricción del número de estacionamientos de la calle Pedro Pérez González para garantizar el desarrollo de las obras y el tránsito de vehículos de emergencia.
  • Vallado de la acera próximo a la fachada de la plaza para garantizar el movimiento de tierras y las maniobras de los vehículos pesados.
  • Refuerzo de la señalética de obras para prevenir y advertir posibles incidencias viales.

El alcalde ha pedido “disculpas ante las posibles afecciones que se puedan derivar al tejido sociocultural del municipio, así como a los usuarios que frecuentan las instalaciones”.