Antonio González y Esteban Lorenzo, concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Buenavista

Sí se puede reprocha al consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, Manuel Martínez, su falta de respeto a la voluntad popular sobre la depuradora de la Isla Baja. La organización ecosocialista dirige una carta al responsable insular para aclararle el proceso seguido y desmontar las falsedades e inconsistencias de sus declaraciones recientes a medios de comunicación.

El documento, firmado por el concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Buenavista Esteban Lorenzo Rivero, hace responsable al Cabildo del conflicto social que ha generado “al ignorar la voluntad del pueblo, manifestada en dos acuerdos plenarios aprobados por unanimidad, que reflejan claramente que ‘no queremos una depuradora convencional’ y ‘no queremos que el sistema de depuración se instale en las cercanías de núcleos poblados’”.

En este sentido, Lorenzo recuerda a Martínez que, en mayo de 2017, el pleno de Buenavista acordó exigir al Consejo Insular de Aguas de Tenerife el cambio de ubicación de la EDAR de la Isla Baja y que busque alternativas de ubicación respetuosas con el reglamento de actividades clasificadas, que plantea el emplazamiento de actividades molestas como las EDAR a más de dos kilómetros de núcleos urbanos consolidados. Este argumento de los ecosocialistas se apoya en una ley derogada y que explicaba este diario en un reportaje de mayo del año pasado. 

Manuel Martínez, consejero de Aguas del Cabildo

Asimismo, el pleno decidió entonces que expertos analizaran la posibilidad de establecer una depuradora natural para la Isla Baja y que se estudien rigurosamente los efectos de la reutilización del agua depurada sobre las prácticas agrícolas de la comarca, recuerdan en este comunicado.

Los acuerdos no se han cumplido, según los ecosocialistas.

“Estos acuerdos no se han cumplido en su totalidad, tal como se atreve a afirmar Martínez en declaraciones a los medios de comunicación”, aclaran en nota de prensa. Esto es así porque la ubicación planteada inicialmente se sigue considerando como posible en el proceso de participación ciudadana abierto la semana pasada, concluyen.

Además, las nuevas ubicaciones propuestas “también incumplen el reglamento de actividades clasificadas en cuanto a distancias a núcleos habitados”. Por otra parte, según los ecosocialistas, no se ha analizado la posibilidad de establecer una depuradora natural o, de haberse hecho, esos informes no han sido trasladados ni al ayuntamiento ni a la población del municipio. Tampoco se tienen noticias de un estudio sobre el impacto de la reutilización del agua sobre la agricultura, argumenta la oposición buenavistera.

“Martínez ha hecho afirmaciones que faltan a la verdad”

Igualmente, Lorenzo Rivero señala que Martínez ha hecho “afirmaciones que no son precisas y faltan a la verdad”, entre ellas, las relativas a la posición de Sí se puede en este caso. Además, detalla que Sí se puede no ha asistido a encuentros realizados porque estos deberían haberse paralizado desde que lo solicitó el pleno de Buenavista, por acuerdo unánime del pasado 8 de mayo.

Emplazamiento propuesto para la EDAR de la Isla Baja. Infografía: AV Las Canteras-Taco

En cualquier caso, Sí se puede no ha sido convocado para participar en el taller organizado con más de 16 técnicos y especialistas la semana pasada; el grupo municipal solo fue “invitado vía Whatsapp y un día antes a la reunión política que tuvo lugar el 10 de mayo en horario de mañana (…); no creemos que nadie esperase que asistiéramos, teniendo en cuenta las condiciones de la convocatoria y su día y hora”, reprocha Lorenzo.

Por último, el concejal advierte al consejero de que “no se puede obviar que existen más de tres grupos vecinales en la comarca que se han mostrado contrarios tanto a la instalación de una depuradora convencional como a la ubicación inicial”.

“Una propuesta clara”

“Nuestra propuesta es clara: estudiar todas las posibilidades técnicas existentes, teniendo en cuenta las posibilidades de reutilización del agua y los costes reales de instalación y mantenimiento de cada sistema; presentar todas las propuestas a la ciudadanía y, por último, cuando se disponga de toda la información necesaria y se haya informado correctamente tanto a la población como al ayuntamiento, abrir un proceso participativo para la toma de decisiones”, concluye Lorenzo.

Obras del sistema de depuración en Los Silos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.