Carlos Alonso y Manuel Martínez

Manuel Martínez (La Laguna, 1974) no oculta su estupefacción por lo que está ocurriendo con el proyecto del sistema de saneamiento y depuración comarcal de la Isla Baja, una de las piezas clave para solucionar los problemas de vertidos en las costas de Tenerife. La Unión Europea ha amenazado en varias ocasiones con imponer sanciones y el Cabildo, a través del Consejo Insular de Aguas (CIATF), quiere ponerle fin.

Las previsiones de contar en 2021 con un sistema para la comarca que regenerase el agua residual y hacerla apta para la agricultura se han difuminado. Vecinos, colectivos sociales y partidos políticos pidieron el año pasado buscar alternativas a la ubicación de la depuradora comarcal, proyectada cerca del barrio de Las Canteras. Ahora, el Ayuntamiento de Buenavista ha exigido en pleno parar la consulta ciudadana preparada a tal fin para debatir primero el sistema de depuración. Aún así, el consejero de Aguas dice que no cesará en su empeño por convencer a vecinos y agricultores de que la solución pasa por ejecutar lo antes posible un proyecto que permita hacer dos cosas fundamentales con nuestro líquido más preciado: depurar y regenerar.

Después del pleno del martes con la moción del Ayuntamiento de Buenavista, ¿qué cambia dentro del proyecto de saneamiento y depuración comarcal?

No cambia absolutamente nada. Hemos iniciado un proceso de participación haciendo caso a un acuerdo plenario del Ayuntamiento de Buenavista donde se pedía parar el proyecto inicial de Las Canteras para que se buscaran otras alternativas que pudieran haber de ubicación, así como las tecnologías. Eso es lo que hemos hecho: un estudio de 21 alternativas de tecnologías con posibles ubicaciones, mirando qué parámetros medioambientales y eficiencia energética podíamos utilizar. Y, además, haciendo caso al manifiesto de la Plataforma Los Silos-Isla Baja, que pedía estudiar el sistema más adecuado, eficiente y sostenible para depurar y reutilizar las aguas en la agricultura, ya que es un recurso importante para la comarca. Estando inmersos en ese proceso. En la primera convocatoria, que era para visitar la depuradora de Valle de Guerra que consideramos un modelo a implantar, vino la guagua vacía. Asistieron unas 20 personas por sus propios medios, pero solo había un representante político: Ángel Hernández, concejal de Agricultura, Medio Ambiente y Aguas del Ayuntamiento de Los Silos.

Hemos hecho un estudio de 21 alternativas de tecnologías de depuración

Se pretende boicotear y paralizar esto; no buscar una solución porque, haciendo caso a lo que ellos nos plantearon, han generado un conflicto social por la ubicación y, ahora, otro por la tecnología. Pero, en el fondo, lo que buscan es la confrontación. No entiendo por qué Sí se puede, por un lado, está presentando denuncias en otros municipios ante la Fiscalía por vertidos incontrolados y, cuando vamos a solucionar un problema medioambiental, crean ellos un conflicto social. No entiendo a qué juegan.

El Cabildo publicó en el portal de Participación Ciudadana un documento donde se explicaba por qué los técnicos del CIATF se han decantado por un sistema intensivo de biorreactores de membranas. Después de lo ocurrido en el pleno de Buenavista, ¿la depuración natural está totalmente descartada?

Vamos a ver qué sale de todo este proceso. ¿Estamos hablando de depuración o de reutilización? Si solo queremos depurar, la depuración natural puede ser una alternativa. Pero si queremos reutilizar con unas condiciones y unas garantías continuas para el agricultor… Yo mañana le puedo decir que no le doy agua porque las condiciones climáticas no son las adecuadas porque no tengo un control continuo de las aguas que salen. Ese es el problema. Quiero escuchar a los agricultores, algo que haremos este mes. La normativa europea cada vez va a ser más exigente con las calidades del agua para la reutilización. ¿Ese modelo nos lo da la depuración natural? Yo creo que no. Hay experiencias con otras condiciones y nosotros lo apoyamos. Ahora se ha firmado la autorización para hacer una depuradora natural en Las Lagunetas. No hay ningún inconveniente a ese sistema por parte del CIATF porque son pocas casas con una carga contaminante determinada y es insignificante el agua que producen para reutilizar. No hay ningún problema en verterlo a un barranco donde se va diluyendo. Pero, los caudales importantes, ¿los vertemos a los barrancos y los convertimos en ríos?

El problema no es qué tecnología emplear, sino qué queremos hacer con el agua. Los Silos y Buenavista nos han exigido estos días soluciones a la falta de agua… y eso que ha llovido. Si queremos desarrollar la agricultura (que es uno de los polos más importantes en la Isla Baja), el agua es un recurso fundamental. Tenemos que plantearnos la tecnología en función del uso que vayamos a darle al agua una vez depurada.

Balsa Montaña Taco

Entiendo, por tanto, que la consulta ciudadana no va a modificarse a pesar de lo que pide el Ayuntamiento de Buenavista.

El martes se pronunció el Ayuntamiento. Debemos hacer política del agua, no con el agua. Se está llegando a un grado de confrontación muy duro y tenemos que tener una responsabilidad sobre cómo manejar a la ciudadanía. Si nos vamos a otro modelo de depuración, ¿la confrontación va a ser en qué ubicación de cada municipio vamos a poner la depuradora? Si la descentralizas, ¿en qué parte del barrio vas a ponerla? Ya nadie quiere hoy en día ni un contenedor de basura en la puerta de su casa. Se va a atomizar el territorio y vamos a tener múltiples conflictos. ¿Eso va a solucionar el problema tan grave del saneamiento que tenemos en la isla?

Debemos hacer política del agua, no con el agua

Uno de los puntos de la moción de Sí se puede pedía que el Ayuntamiento de Buenavista llevase al CIATF a los tribunales si acometía algún trabajo del proyecto sin consensuarlo con la ciudadanía. No se aprobó porque la alcaldesa ha pedido un informe jurídico que va a llevar al pleno de finales de mayo.

¿Y de qué nos denuncian? ¿Qué delito es hacer un proyecto? ¿Te llevan a los tribunales por vertidos en la costa y también te llevan por plantear soluciones técnicas? ¿Qué queremos, judicializarlo todo? Creo que debe haber voluntad política y buscar soluciones. Los procedimientos administrativos están reglados. Sin hacer nada y sin escucharnos, ya plantean denunciarnos. No han venido a ver las instalaciones que planteamos porque no les interesa escucharnos. Ellos tienen ya su opinión.

El Cabildo ha planteado una serie de sistemas comarcales de depuración en Tenerife. Uno de ellos es el de la Isla Baja. Cuando usted lee o escucha por parte de vecinos en un pleno la expresión ‘qué cada pueblo se coma su mierda’, ¿qué piensa?

Que la humanidad cada día es menos solidaria. Tenemos un concepto de que solo nos preocupa lo que ocurre de la puerta de nuestra casa hacia dentro. Pero no vivimos aislados, sino en una sociedad. Y eso consiste en ser solidarios con el resto. Nadie quiere una cárcel, un aeropuerto u otra infraestructura que considere que pueda ser molesta. Pero, hoy en día, la tecnología ha avanzado tanto en la depuración que no es una actividad molesta. Estas cosas se dicen porque ha entrado un confrontamiento entre pueblos donde no lo había. Hay que explicar las cosas mejor. Hago autocrítica y para eso era este proceso participativo, pero no nos ha dado tiempo a explicarlo. Me da mucha pena que como sociedad pensemos en nuestro ombligo, pero tenemos que velar por el interés general. En Güímar hay un conflicto y no he visto ningún problema. La diferencia es que está todo en la Fiscalía con delitos medioambientales que son penales. Esto es una cosa seria y tenemos que plantear soluciones. Yo he buscado el consenso. Pero no se puede acordar primero en un pleno que se decidiera hacer un proceso de participación donde se analizaran las posibles ubicaciones y las tecnologías, y ahora el conflicto es otro. Esto no va en vías de buscar una solución sino de crear un conflicto.

Localización de las tres opciones para ubicar la depuradora

Sí se puede sigue afirmando que la normativa de 1961 (que impide construir depuradoras a menos de 2 kilómetros de núcleos urbanos) sigue vigente, cuando en realidad ya se ha derogado. En todo caso, las tres posibles ubicaciones de la futura depuradora están a menos de esos 2 kilómetros.

Pues a las hipotéticas depuradoras naturales les pasaría lo mismo.

Pero en teoría no sería una actividad molesta…

¿Por qué no? Es una depuradora… ¿Dónde dice que es molesta o no? Sea cual sea el sistema, es una actividad concreta. Aunque sea natural, tendrá que tener las autorizaciones medioambientales. No produce olores y los ruidos que genera están dentro de la normativa. Y cualquier proyecto lleva un informe de impacto medioambiental que determina cuáles son las correcciones que debe adoptar el proyecto para que no haya ningún problema medioambiental en esa zona.

¿Ha hablado con la alcaldesa de Buenavista esta semana?

Sí.

¿Y qué se han dicho?

Esto es fruto de la presión que se está provocando. No quiero hablar de la alcaldesa sino de todo el Ayuntamiento. El Ayuntamiento de Buenavista no ha escuchado primero lo que queríamos explicar. Sí se puede aprovechó que iniciamos y dimos publicidad al proceso participativo para meter por urgencia este asunto en el pleno. Yo acepto todas las discrepancias, pero le hubiese pedido que el Ayuntamiento adoptase un acuerdo al final del proceso. Y me consta que la alcaldesa intentó consensuarlo. Y de ahí hay cosas de la moción que se eliminaron, como el tema judicial. Todos somos personas y ante determinadas situaciones cada uno adopta la posición que considera más oportuna, pero hablo con Eva García constantemente.

El Ayuntamiento de Buenavista no ha escuchado primero lo que queríamos explicar

Aunque exculpe a la alcaldesa al tratarse de una moción de Sí se puede, da la sensación de que se entiende mejor con el Ayuntamiento de Garachico (gobernado por CC) que con los gobiernos municipales de Los Silos y de Buenavista, que son de su mismo partido (PSOE). En Los Silos ha tenido también un problema con la conexión entre Las Cruces y Sibora.

Sí, hubo un problema pero por lo mismo. Cuando llegué a la Consejería, ya había un proyecto lanzado: la fase I del sistema comarcal de la Isla Baja. El único punto que tenemos de vertido al mar construido y financiado por el CIATF es el emisario submarino de Los Silos. No podemos construir un emisario por cada municipio… y no olvidemos que las competencias son municipales. Dentro del primer ciclo del Plan Hidrológico Insular (PHI), aprobado en el anterior mandato, ya estaba contemplada esa obra. La obra soluciona el problema de La Caleta de Interián, que está compartida por Los Silos y Garachico; es decir, se soluciona el problema de dos municipios. Con buen criterio, los tres alcaldes nos pidieron que el saneamiento fuera comarcal y no algo puntual que resolviera solo el problema de La Caleta. Y en base a esa demanda encargamos la redacción del proyecto que estaba en el PHI.

Con este proyecto, aunque sean palabras feas, cada municipio ‘se come su mierda’, porque en cada uno de ellos va a haber una estación de tratamiento (ETAR) que quita los lodos, las grasas y las arenas. Trapos, bastoncillos… todo eso se va a quedar en cada uno de los municipios. Lo único que se va a bombear a la futura depuradora comarcal será el agua bruta. Así que ese modelo está dentro del proyecto. Si tuviéramos la oportunidad de explicarlo, a lo mejor podríamos convencer a la ciudadanía de que estamos haciendo lo correcto. Estoy convencido de ello. Pero, cuando creas un conflicto social por medio, es muy difícil convencer a la gente porque ya está contaminada. Espero que a lo largo de este proceso participativo podamos sentarnos a hablar. Para eso son los talleres. También espero escuchar a los agricultores, que hasta ahora no he podido.

Obras de la primera fase del sistema de saneamiento y depuración comarcal en La Caleta de Interián

En La Caleta hubo una foto bastante gráfica: las obras de la primera fase iniciadas y paralizadas justo en el barranco de Correa, que separa Garachico y Los Silos. Finalmente, se retomaron las obras después de ese pleito con el Ayuntamiento de Los Silos. ¿Habrá alguna sorpresa más hasta el final de esta fase?

No. Esa obra la licitamos, la adjudicamos y durante ese proceso el Ayuntamiento de Los Silos entendió que no tenía todos los informes pertinentes. Nosotros entendíamos que sí, ya que durante mucho tiempo intercambiamos informes. No llegamos a un acuerdo. Se llevó a la vía administrativa judicial y nos han dado la razón, por lo que continuamos los trabajos. Tenemos las autorizaciones pertinentes para seguir. El Cabildo se ha metido para solucionar un problema y estamos viendo que al final se nos utiliza cuando es claramente competencia municipal.

No podemos construir un emisario en cada municipio

Una vez acabada esa primera fase, ¿sigue vigente el compromiso del Cabildo de no verter agua pretratada de Garachico por el emisario de Los Silos hasta que no se termine todo el sistema comarcal?

Se lo he explicado a los dos alcaldes. Estamos construyendo una obra. Una vez que finalice, si quieren que la gestionemos nosotros, firmaremos un convenio con los dos ayuntamientos y nos haremos responsables del mantenimiento y de los vertidos que se produzcan en el emisario submarino como parte del modelo comarcal. Si ellos no quieren esta solución, se tendrán que poner de acuerdo. Yo no puedo obligar a nadie.

Entonces, si el Cabildo se hace responsable, ¿sí se vertería agua por el emisario?

Eso no lo voy a decidir yo. Tendrá que haber un convenio entre los dos ayuntamientos y el CIATF. Si ellos están de acuerdo en hacerlo y en unas determinadas condiciones, se hará. Si no están de acuerdo, acabará también en un procedimiento judicial.

¿Pero se podría ejecutar la segunda fase sin firmarse ese convenio y, una vez se acabe, llevar toda el agua hacia la depuradora comarcal y no verterla por el emisario de Los Silos salvo en casos de emergencia, como está previsto?

En la zona de baño de La Caleta tenemos un problema medioambiental de salud pública que está denunciado. Se pueden buscar responsabilidades políticas. El agua de la parte de Los Silos está yendo a Garachico. Ahora estamos solucionando un problema de dos municipios. ¿Que un municipio no quiera que se vierta agua al otro…? La solidaridad es importante. A Santa Cruz llegan aguas de La Laguna y de El Rosario. Por Tejina llegan aguas de Tegueste y de Tacoronte. A La Victoria llegarán aguas de La Matanza y de Santa Úrsula. En Adeje llegan aguas de Arona… Ese es el modelo. Creo que el único sistema individualizado es el de Granadilla. Intentaré hacer todo lo posible por llegar a un consenso. Pero esto estaría más solucionado si no se hubiese parado el proyecto de la depuradora. Estamos perdiendo tiempo y recursos: tener agua de calidad para los agricultores ante tanta escasez que hay en la zona. Yo buscaría hacer todo el conjunto comarcal porque no podemos seguir vertiendo el agua al mar, sino convertirla en un recurso.

Los alcaldes de Buenavista, Los Silos y Garachico, durante la presentación del sistema de depuración en febrero de 2017

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, dijo delante de los tres alcaldes que no se vertería agua de Garachico por el emisario de Los Silos hasta que no se acabase la depuradora…

Cuando se acabe la obra llegaremos a un acuerdo. No es una decisión política. Yo al que he oído decir que no va a verter ni un metro cúbico de agua hacia Los Silos es al alcalde de Garachico

Por lo tanto, se seguiría vertiendo por Las Cruces…

Teniendo una obra ejecutada, ya será una decisión de cada uno. La solución planteada a ese problema la hemos construido y financiado. ¿La queremos poner en funcionamiento? Pues será en otro momento cuando se tome esa decisión.

Todos los proyectos salen a exposición pública pero no todos nos enteramos

Decía antes que hacía autocrítica. ¿Ha faltado información? Siempre recuerdan que el Ayuntamiento de Buenavista no presentó alegaciones a la primera fase del PHI cuando gobernaba Sí se puede, pero a los vecinos no les llega esa información. El proyecto se dio a conocer a la opinión pública el año pasado…

No, se hizo un proceso de participación dentro del PHI a través de reuniones comarcales cuando yo todavía no era consejero de Aguas.

Pero no llegó a los vecinos…

Igual que un Plan General de Ordenación. El ciudadano solo se percata cuando ve la pala, es así. Por mucha publicación en los boletines oficiales o en las redes sociales, en general no llega a todo el mundo. Pero es cosa de la propia sociedad. Todos los proyectos salen a exposición pública y no todos nos enteramos.

¿Pero se podría haber explicado mejor?

No sé cómo se hizo en aquella época.

Visita a la depuradora de Valle de Guerra, a la que asistió una veintena de vecinos de la Isla Baja / CIATF

¿Y desde que está usted de consejero?

El problema es que Europa tiene bloqueado todos los fondos porque desde 2015 tenía que haber estado aprobado el segundo ciclo del PHI. Nos estamos jugando mucho dinero. Se está tramitando ahora y lleva tres meses de exposición al público. Lo hemos publicitado en las redes. Los procesos de participación están reglados. Yo podía haber seguido empeñado en hacer el proyecto previsto en Las Canteras…

Nadie se lo impedía…

Nadie, ni el PHI. Tenía el contrato y lo paré porque entendía que había un problema. Yo soy de los que intento no crear problemas sino solucionarlos. Había unos vecinos y una debilidad de que no había más alternativas a esa propuesta y recondujimos la situación. No solo hemos ido a la parte técnica sino a hacer un proceso de participación a través de otra área del Cabildo para llegar a esto. El otro día publicitamos la visita a Valle de Guerra y sentí pena al ver llegar la guagua vacía por las ganas que tenía de enseñar y explicar lo que queremos hacer. Y te sientes mal porque quieres buscar de qué manera convencer o, al menos, lograr que te escuchen.

Sentí pena al ver llega la guagua vacía a la depuradora de Valle de Guerra

Antes de que se retrase el proceso por las alternativas de la ubicación, se decía que estaría en funcionamiento, aproximadamente, en 2020 o 2021. Lo dijo el alcalde de Los Silos. Ahora, ¿qué fechas se barajan?

Pues ante esta incertidumbre que hay… Una vez termine el proceso participativo, veremos si tenemos clara la ubicación… y si queremos la depuradora, porque ya estoy viendo hacia dónde deriva esto. Hemos empezado por un problema de ubicación, ahora hemos planteado un problema de depuración y ya se está planteando lo de que cada municipio ‘se coma su mierda’. Ante estos tres conflictos, si no hay voluntad política para buscar una solución… Creo que no la hay, sino que quieren buscar un problema político porque hay elecciones próximas y es una manera de utilizar a la población para desgastar. No sé cómo calificar eso. No creo que el agua sea motivo de conflicto sino de cohesión territorial y social, tanto cuando no hay un territorio que no tiene agua como cuando hay que tratarla y depurarla. Si queremos cerrar el círculo integral del agua tiene que haber una política clara y decidida por cuestiones de este tipo. Tenemos que ir al sistema comarcal.

Manuel Martínez es el consejero insular de Aguas desde 2015 / Andrés Gutiérrez (DIARIO DE AVISOS)

Si se acaba a finales de mayo el proceso participativo, se decide la ubicación de la depuradora y se ejecuta según los plazos previstos, ¿qué fecha se barajaría entonces?

En función del conflicto social valoraremos qué se hará y cuándo se hará. Vamos a ir paso a paso. Espero que a lo largo de este mes podamos llegar a un consenso; por lo menos, tener claro cuál es la ubicación que quieren. Y, después, qué tipo de depuración quieren. Para eso hay que escuchar. Cuando terminemos todo el proceso, haremos la valoración.

Pero los colectivos y Sí se puede lo plantean al revés: quieren decidir primero el sistema de depuración y, después, la ubicación. Incluso en el pleno algunos vecinos decían que no les importaría que, si la depuradora es natural, la ubiquen cerca de Buenavista o de Las Canteras.

Yo a esos vecinos tendría que explicarles cuál es la diferencia entre el sistema intensivo y el extensivo, porque los dos son naturales. El problema es que conceptualmente piensan que huele o que hace ruido. Pero, ¿cuál es el conflicto?

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

2 Comentarios

  1. Por favor como este Señor quiere tomarnos el pelo y engañarnos diciendo que es igual y vuelta con el aprovechamiento de las aguas cuando están tirando al mar una cantidad de agua en la galería de Icod y se gastaron como unos 12 millones de euros en la desaladora
    Y nunca ha funcionado.
    Da mucho que pensar
    Llamen a Pepe Peraza y les da todas las explicaciones.
    Me da mucha pena de Alcaldesa como la trata el Cabildo.es que con la natural no se aprovecha el agua?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*