El Cabildo de Tenerife tiene previsto habilitar una zona para el giro de los vehículos en el entorno de la Punta de Teno. El proyecto se enmarca dentro del conjunto de medidas que se vienen realizando desde finales de 2016 con motivo de la regulación del acceso al enclave.

Según señala la corporación insular, las obras no consistirán en la realización de una rotonda al final de la carretera TF-445 —algo que demandaban entre otros el Club Náutico Punta de Teno— sino la adecuación de la actual zona de aparcamientos de La Ballenita para que los coches puedan efectuar sin dificultades el cambio de sentido.

La ejecución de estos trabajos se complementaría con un “acondicionamiento de los aparcamientos”, que en la práctica supondría reubicarlos en la zona, aunque desde el Área de Medio Ambiente insular aseguran que no afectará a los mismos, es decir, no se eliminarán plazas.

En la segunda mitad de 2017, el Servicio Técnico de Gestión Ambiental del Cabildo encargó a la empresa Daute Arquitectura la redacción del proyecto, siendo este 2018 cuando previsiblemente se ejecute. Casi en paralelo, el Cabildo también encargó a Daute Arquitectura una “memoria valorada y soluciones constructivas para la reducción de riesgos altos en la zonas habilitadas al uso público” en la Punta de Teno.

Preguntado por estos trabajos, el Club Náutico manifestó a DAUTE DIGITAL desconocer las intenciones del Cabildo y se remitió a la reunión de la comisión de seguimiento de la regulación, que se celebra en la tarde de este martes 20.

Para este año, Medio Ambiente tiene previsto igualmente adecuar el entorno inmediato a la barrera de control, situada en el comienzo del Camino del Risco, así como señalizar las barandillas de las zonas de baño y otras acciones para mejorar la seguridad del entorno.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.