Buenavista del Norte hizo frente al viento y la lluvia este domingo y pudo celebrar sin complicaciones su emblemática feria de ganado y romería en honor a San Antonio Abad. El patrón de los animales volvió a congregar a numeroso público de la comarca y del resto de la isla en la primera romería de Daute.

En un día que comenzó amenazando agua pero que acabó con un sol radiante, la cita festiva arrancó pasadas las 10.30 de la mañana en la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios. Con la venia de La Guanchería de Los Realejos empezaba la misa en honor al santo, que daba punto y seguido a la procesión hacia Triana.

El cielo encapotado cumplió su amenaza y descargó una fina pero constante lluvia cuando San Antonio bajaba la calle El Puente hacia el recinto ferial. Pero eso no fue impedimento alguno para que la programación siguiera adelante y, cuando la imagen llegaba al encuentro con el ganado, el agua cesó.

Triana congregó a cientos de animales entre mascotas, vacas, caballos y rebaños de cabras y ovejas. No faltaron los cabreros de Teno Alto, que año tras año siguen descendiendo el camino de El Risco para encontrarse con San Antonio el último domingo de enero en Buenavista.

El susto del día lo dio un caballo desbocado al que costó tranquilizar y, una vez apresado en las calles del barrio de El Molino, fue apartado de la feria para mayor seguridad de los asistentes.

Con la bendición del ganado quedaba todo dispuesto para el comienzo de la romería. Los parranderos comenzaban a afinar los instrumentos y las gargantas, mientras la carne cogía su punto en los braseros.

Sobre las 2 y cuarto de la tarde, la suelta de palomas del Club Colombófilo decretaba el inicio del paseo romero. Nuevamente La Guanchería abría el cortejo y tras San Antonio pasaba el ganado rumbo al centro histórico de Buenavista. Otros grupos folclóricos se sumaron a la romería, como El Hachito con el tradicional tajaraste de El Amparo y otras parrandas de la Isla Baja.

La lluvia volvió a amagar con caer durante el trayecto en algunos momentos, pero finalmente el sol hizo acto de presencia, permitiendo que la entrega de premios se desarrollase bajo un cielo totalmente despejado. Al igual que ocurriera la semana pasada en Los Silos, no faltó el emotivo recuerdo a Pedro Molina, presidente de la Asociación de Ganaderos de Tenerife, fallecido recientemente.

A las 5 de la tarde concluía la romería con la entrada de San Antonio Abad en los Remedios, pero la fiesta continúa en la plaza con el baile de romeros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.