El Cabildo, a través de la Fundación Tenerife Rural, entregó este jueves sus premios anuales en reconocimiento a la labor de los galardonados en la conservación del patrimonio agrario y de las tradiciones rurales; la investigación y promoción de los valores del mundo rural de Tenerife; y la conservación de la biodiversidad agraria y de los agrosistemas tradicionales.

En este último apartado, la distinción fue para María y Facundo, un matrimonio de Los Carrizales y “maestros de la tierra“. Así los calificó la alcaldesa de Buenavista del Norte, Eva García.

En su discurso, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, destacó que el sector “está muy vivo” y se enfrenta “a un futuro prometedor” y, además, dedicó unas palabras de recuerdo a los dos premiados fallecidos, el antropólogo Fernando Estévez y el tonelero Cayetano Martín.

Por su parte, el vicepresidente y consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, incidió en la aportación y en los valores de los premiados, “personas que han hecho posible con su trabajo hacer visible el mundo rural”.

Estos premios tienen como principal objetivo reconocer la trayectoria de aquellas personas o entidades que destacan por su aportación a la conservación de la biodiversidad agrícola y ganadera, al mantenimiento de las prácticas agrarias tradicionales de alto valor ambiental, a la recuperación y conservación del patrimonio rural vinculado a la actividad agraria de Tenerife, o bien a la innovación empresarial sostenible en el medio rural.

Foto de familia de todos los premiados

La pareja formada por María Herrera y Francisco González (Facundo) obtuvo el Premio Tenerife Rural en la modalidad de Conservación de la Biodiversidad Agraria y de los Agrosistemas Tradicionales. Con 83 y 84 años, respectivamente, toda su vida han estado vinculados al sector primario del Parque Rural de Teno. Ambos han desarrollado una importante labor en el mantenimiento de la cebolla tradicional de la zona del Carrizal Bajo y han contribuido a la conservación de variedades tradicionales de papas, como las meloneras y azucenas, batatas y ñames. Todo se lo han transmitido a Omar, su sobrino, que ha tomado el relevo en la actividad agrícola.

El reconocimiento a María y Facundo se une al otorgado por el Cabildo la semana pasada a dos empresas de la comarca por su apuesta por el turismo sostenible, El Cardón NaturExperience y Birding Canarias.