El limitado servicio de atención de urgencias pediátricas en el llamado Hospital del Norte, en Icod de los Vinos, no ha durado ni tres meses. Se puso en marcha el pasado 15 de julio, los sábados y domingos de 9.00 a 21.00 horas y tres meses después, concretamente en el mes de octubre, el Hospital Universitario de Canarias (HUC) ha suspendido el servicio tras varias bajas médicas y por ausencia de profesionales.

Desde la Federación de Servicios Públicos de UGT, su secretario general, ha denunciado la situación al quedar vacante la plaza que ofertó la Consejería de Sanidad para tres meses. La Consejería argumenta que es complicado encontrar personal para tan poco tiempo y en una comunidad afectada por la doble insularidad. Sin embargo, desde UGT, Fran Baustisa, señalaba en COPE Canarias que al médico al que se le rechazó trabaja en Los Realejos y, además, presta su servicio en el Hospital Universitario de Canarias. “Se están riendo de la salud de las personas. No tenemos pediatras para atender a los niños y deciden que una persona no vale cuando ya trabaja para ellos; y les importa un carajo lo que les pase a los niños de la Isla Baja y del Norte de Tenerife”, exclamaba visiblemente enfadado Fran Bautista.

Algunos alcaldes de la zona como el de Icod, Garachico y El Tanque también han lamentado la situación y exigen la reapertura del servicio.

Román Martín define a la instalación como una demanda histórica
Román Martín, alcalde de El Tanque

El alcalde tanquero, Román Martín, asegura que las urgencias pediátricas son una demanda reiterada del Norte donde residen alrededor de 27.000 niños de 15 municipios. Por ello, insta al Servicio Canario de Salud a la reanudación del servicio tal como se viene prestando en el área metropolitana: Hospital Universitario de Canarias, Hospital Universitario de la Candelaria y antiguo Hospitalito.

Martín muestra su preocupación y pone de manifiesto “el desequilibrio inversor que tradicionalmente sufre el Norte de la isla de Tenerife”. “El semihospital de Icod Vinos no atiende las necesidades sanitarias de una población que durante al menos dos décadas ha exigido un equipamiento sanitario con las máximas garantías”, señala, asegurando también que “es preciso dotar el Centro de Atención Especializada de otras especialidades para evitar que los ciudadanos del Norte y especialmente de la Isla Baja tengan que desplazarse hasta el área metropolitana para atender sus inquietudes sanitarias”

Para el alcalde socialista, “es necesaria la unidad del Norte de la isla para reclamar unos servicios dignos, es fundamental sensibilizar al Gobierno de Canarias sobre la necesidad de priorizar e invertir en el Hospital del Norte y ha llegado la hora de alzar la voz para defender los intereses de los ciudadanos de esta parte de la isla”.

Heriberto González, alcalde de Garachico

El primer edil de Garachico se ha mostrado más comprensivo con la Consejería de Sanidad, de su mismo partido, Coalición Canaria. “No es un problema de falta de partida presupuestaria o de falta de voluntad. Me consta que desde la Dirección del HUC se está haciendo todo lo posible para reanudar el servicio”, aseguraba Heriberto González días atrás en las redes sociales. El alcalde nacionalista se ha reunido con la dirección del Hospital y señala que hay voluntad por su parte.

Por su parte, desde Sí se puede hablan de condiciones precarias por las cuales los profesionales sanitarios no aceptan los puestos del HUC. La organización ecosocialista recuerda también que la demanda del servicio de urgencias de pediatría fue reclamada formalmente por los plenos de los ayuntamientos del Norte hace un año y que se puso en marcha en julio pasado y solo durante tres meses porque “fue activado solo con fines propagandísticos”, asegura la portavoz de la coordinadora en Tenerife, Annabel Espinosa.