Pedro Luis Picazo llegó hace 16 años a Tenerife para volver a nacer un 11 de septiembre de 2001. Ese día, cuando el mundo entero asistía a uno de los mayores atentados terroristas de la historia, a este manchego de eterna sonrisa le comunicaron que había conseguido una plaza de profesor de Secundaria en las islas.

Más de década y media después, por las manos de Pedro han pasado cientos de alumnos en la comarca. Comenzó su aventura en El Tanque con Educación afectivo-sexual. Desde 2005 es el profesor de Religión del IES Daute-Los Silos, compartiendo aula también a los estudiantes de Bachillerato procedentes de Buenavista y de Garachico. En este último municipio, además, también imparte su docencia en ESO desde hace varios años.

Licenciado en Arte Dramático y en Ciencias Religiosas, además de máster en Coaching Educativo, Pedro Luis Picazo ha apostado por clases de Religión innovadoras, buscando constantemente la manera de enganchar a sus alumnos. Lo ha logrado desde el principio con mayor o menor eficacia, pero su labor se ha intensificado desde 2009 cuando, a través del estudio de la inteligencia emocional, volcó sus nuevos conocimientos en los estudiantes de Religión.

Así lo contaba este fin de semana en la presentación de Emociones Creativas (PPC Editorial), su primer libro fruto de varios años de trabajo en blogs y redes sociales que, como él define, es “mi corazón puesto en un manual”. 46 prácticas y 50 actividades constituyen una obra eminentemente orientada para trabajar la educación emocional a través del profesorado y de colectivos, pero a donde también puede acudir a título individual cuando se necesite en busca de un “equilibrio emocional”. Así, “este manual es una guía para redescubrirte, sentirte y mejorarte si lo consideras necesario”, explica.

Tras la puesta en marcha de estas prácticas, el autor anima a los docentes a llevarlas a cabo en clase, no como una simple enseñanza, sino como un ejercicio para compartir: “Aquí está el truco para tener éxito en la educación emocional y en todo lo importante de la vida. Las emociones se comparten, es un gesto de generosidad, y casi me atrevería a decir de desnudez personal muy grande”, señala en la obra.

Emociones creativas se presenta como un libro “muy humano” donde, además, se busca dar el paso de la inteligencia emocional a la inteligencia natural, “algo casi natural” cuando se trabaja correctamente.

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.