El cierre de la piscina municipal de Garachico ha generado controversia entre los vecinos. El alcalde, José Heriberto González, ha publicado detalladamente en su perfil de Facebook los gastos y beneficios que el recinto ha aportado desde el 1 de mayo, día en el que se abrió la piscina por primera vez este año, hasta la pasada semana, generando un déficit acumulado de 20.810,37 €.

Según el alcalde “este déficit suele ser algo habitual en los últimos años, ya que la reforma de la misma ha supuesto un incremento de los gastos”, sin embargo, “es asumible al igual que otros servicios básicos que también son deficitarios como la recogida de residuos o el servicio del agua”.

Gastos e ingresos de la Piscina Municipal de Garachico

Algunos vecinos de Garachico, no contentos con la situación, han argumentado que el cierre se tendría que haber retrasado hasta la temporada de invierno, entre otras cosas por las buenas condiciones climatológicas que han beneficiado a la Isla Baja. A pesar de ello, el consistorio ha sido claro en su decisión: “De alargar el servicio de la piscina el déficit continuaría aumentando ya que los gastos se mantendrían y los beneficios disminuirían, entre otras cosas por el descenso de los usuarios que visitasen el recinto, y en ese caso no podríamos asumirlo”.

El alcalde ha señalado también que estas pérdidas se deben, entre otras cosas, a los bajos costes de las entradas y abonos, pero a pesar de ello, el consistorio no ha pensado en aumentar su precio. Aunque el equipo de gobierno trata de buscar soluciones: “Los gastos difícilmente los podemos reducir. Las empresas de mantenimiento cobran similar y con respecto al personal, es el que nos obliga la ley. Sin embargo, lo que sí se podría reducir es el gasto en reparaciones, pero esto depende de lo que surja”, ha declarado González.

Piscina de Garachico en ‘Al Agua Patas’

Además, las inclemencias meteorológicas podrían suponer un gran problema por la pérdida de material. “Hace unos años, tuvimos que asumir la compra de bombas, equipos, una silla para personas con movilidad reducida, vallas, rejillas externas, etc. lo cual supuso aproximadamente 25.000€ y no queremos que esto vuelva a pasar”, ha señalado el primer edil.

A pesar de todo el alcalde se mantiene optimista: “Estas cifras pueden variar dependiendo del año. De momento podemos asumirlas, y esperamos que el próximo verano los gastos, sobre todo en reparaciones y nuevo equipamiento, se reduzcan”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*