Sí se puede propondrá al Ayuntamiento de Buenavista la elaboración participativa de los presupuestos de 2018, en una moción que presentará en la sesión plenaria del martes, 26 de septiembre. La iniciativa plantea elaborar “un plan de trabajo para el presupuesto municipal del próximo año 2018, con el objetivo de que sea suficientemente debatido y trabajado de manera conjunta por todos los grupos políticos”. Asimismo, pretende “crear el Consejo Municipal de Presupuestos Participativos con el objetivo de desarrollar un presupuesto participativo en el municipio”, según la parte resolutiva de la moción.

El portavoz del grupo municipal ecosocialista en el Ayuntamiento de Buenavista, Antonio González Fortes, destaca que “el proyecto de presupuesto municipal para el ejercicio 2017 no fue entregado a la oposición hasta principios del mes de abril y fue aprobado en sesión plenaria en junio, por lo que no entró en vigor hasta pasada la mitad del año”. De esta manera, el documento pierde su valor como instrumento de planificación y guía de buen uso de los recursos municipales.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

González insiste en destacar la importancia del presupuesto como “herramienta clave para la gestión del municipio, por lo que es de vital importancia que sea suficientemente debatido y trabajado de manera conjunta por todos los grupos políticos que componen el pleno”. El portavoz también ha querido manifestar la necesidad de establecer un plan de trabajo donde queden fijadas y acordadas de antemano las reuniones a celebrar, los plazos de presentación de propuestas y cualquier otra cuestión que se considere relevante para facilitar y organizar el proceso previo al debate del documento en sesión plenaria.

Antonio González, portavoz de Sí se puede en el consistorio

Por otra parte, según el grupo ecosocialista “no solo los grupos políticos que conforman el pleno deberían pronunciarse acerca de este documento”, ya que el papel de la ciudadanía es clave en la toma de decisiones trascendentales, como el uso de los recursos financieros. González ha sido claro: “El desarrollo de un presupuesto participativo municipal se nos antoja la herramienta perfecta para promover y desarrollar todos los objetivos que se plantean en el Reglamento de Participación Ciudadana, aprobado también en junio pasado”.

Este reglamento expresa el compromiso de la corporación en “fomentar la participación democrática y la transparencia en los asuntos públicos locales” y una declaración sobre la convicción de que “la ciudadanía no puede verse limitada a actuar a través de un proceso electoral cada cuatro años, sino que debe potenciarse una presencia continua y activa”.

El concejal de Sí se puede recuerda que el principal objetivo de los presupuestos participativos es la participación directa de los vecinos y vecinas con el fin de establecer las principales necesidades cotidianas del municipio, e incluirlas en el presupuesto anual, de forma que se dé prioridad a las más importantes y se permita realizar un seguimiento de los compromisos alcanzados. González destaca en estas fases el papel de la infancia y la juventud, que “desgraciadamente suelen permanecer al margen de estas experiencias, pese a su dimensión educativa y su interés como procesos de formación ciudadana”.

Por último, el portavoz ecosocialista apunta a la necesidad de crear con el fin de impulsar este plan de acción los Consejos Municipales de Participación Ciudadana, definidos en el reglamento citado como órganos de estudio, asesoramiento, consulta, propuesta y seguimiento de la gestión municipal creados para favorecer el debate regular entre las entidades, la ciudadanía y las personas con responsabilidad municipal con el fin de hacer un seguimiento de la acción de gobierno en materias concretas y recoger aportaciones que puedan mejorar las actuaciones municipales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.