“No nos hemos visto en otra. Si lo sé, voy a la peluquería”, bromeaba una vecina minutos antes del comienzo de la reunión en la antigua escuela del caserío. Varios medios de comunicación se desplazaron hasta allí para conocer la decisión que se tomaría respecto a la petición de pertenencia municipal a Santiago del Teide. “Ahora es cuando se acuerdan de que vive gente en Masca”, ironizaba otro vecino, molesto por el tratamiento informativo que se ha dado a la noticia en la última semana. Hasta el propio presidente vecinal, Riquelme Díaz, reconocía estar “impresionado” de la repercusión que la noticia había tenido: “Algunos pensaban que hoy íbamos a poner urnas”.

Casi una treintena de personas de las 96 censadas en el barrio asistieron este sábado a la reunión de la Asociación de Vecinos Barranco de Masca más mediática de los últimos tiempos que, sin embargo, acabó sin un plan de actuación concreto. Puede que haya servido para poner la primera piedra de una movilización de los vecinos en Masca, pero ni siquiera eso está claro.

Riquelme Díaz: “Algunos pensaban que hoy íbamos a poner urnas”

Más allá de un supuesto referéndum de autodeterminación —como jocosamente se vendió desde algunos medios provinciales—, los masqueros quieren, por encima de todo, que sus peticiones sean atendidas. Muchos consideran que hasta ahora no lo han sido por parte del Ayuntamiento de Buenavista, de ahí que algunos crean conveniente depender de Santiago del Teide, aunque ese proceso todavía no se ha abierto.

No hubo urna ni papeletas. Solo una libreta donde Riquelme Díaz tenía previsto reflejar el voto afirmativo o negativo de los asistentes respecto a un posible inicio del proceso de cambio de municipio. Pero la hoja quedó vacía. De las dos horas de reunión no salió un convencimiento común de los pasos a dar en el futuro. Sin votación, el acuerdo tácito al que se llegó fue solicitar una reunión por separado con la alcaldesa de Buenavista, Eva García, y con su homólogo de Santiago del Teide, Emilio Navarro, a fin de escuchar sus peticiones. También buscarán hacerlo Consejería algún cargo del Cabildo de Tenerife, administración que suele tener la última palabra en casi todo lo relacionado con Masca.

“Ahora es cuando se acuerdan de que vive gente en Masca”, ironizaba un vecino ante la presencia de los medios de comunicación

En el trasfondo del futuro político de Masca, que por una semana ha sido centro de atención mediático en la isla, está la búsqueda de una mejor calidad de vida. Los promotores del cambio de municipio no ocultan que, si con esta movilización se consigue “apretar las tuercas” al Ayuntamiento de Buenavista, el objetivo se habrá cumplido. De hecho, en la reunión se repitió hasta la saciedad que iniciar un procedimiento así no implicaba directamente pedir la adscripción a Santiago del Teide, sino ver el transcurso de los acontecimientos y, finalmente, decidir en una votación secreta entre los vecinos. “Abrir el proceso no ata ni obliga a nadie, no se trata de que firmemos y ya nos vamos”, aseguró Riquelme Díaz.

En la sala de la antigua escuela había comentarios para todos los gustos. Desde los que se había enterado de la propuesta por los medios de comunicación, pasando por los que frustradamente vivieron algo similar en 1960 y en 1989, hasta quienes no veían al alcalde de Santiago del Teide demasiado convencido de acogerlos en su municipio: “¿Qué pasa si le decimos a la novia que la dejamos porque nos queremos ir con otro y luego resulta que tenemos que volver con la novia?”. Otros vecinos optaban por permanecer en silencio, mientras que alguno que otro se mostraba totalmente a favor de continuar en Buenavista.

“¿Quieres que se inicien los trámites para cambiar del Ayuntamiento de Buenavista a Santiago del Teide?”

Los masqueros quieren menos burocracia

Pero el planteamiento de cambio de municipio fue el segundo punto de una reunión que comenzó con un análisis general del estado del caserío. Masca se encuentra condicionada por un Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Rural de Teno y con una catalogación como Bien de Interés Cultural. La mayoría de sus vecinos cuestionan que esa protección especial de su pueblo sea positiva. Para ellos, la excesiva burocracia está impidiendo el desarrollo de una localidad que envejece y pierde población de modo preocupante. También afecta la masiva afluencia de turistas y los problemas que ello conlleva: inseguridad y escaso aparcamiento.

Estas y otras cuestiones son demandadas constantemente por los masqueros ante el Ayuntamiento y el Cabildo que, de momento, siguen sin solución real y que motivan en parte el deseo de algunos de cambiar de municipio. Ahora, pedirán a Eva García y a Emilio Navarro ser escuchados. A partir de ahí, tocará ver si se realiza una primera votación para crear una comisión que solicite la adscripción a Santiago del Teide y, por ende, comenzar con lo más difícil: conseguir su objetivo. Lo cierto es que, a día de hoy, Masca sigue siendo buenavistera.

“Yo me enteré el lunes. No sabía nada”, señalaba un vecino presente en la reunión en la antigua escuela

Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*