No entiendo la vida, ni la naturaleza, ni al ser humano sin la palabra. Ellas nos arrullan, nos hacen temblar, emocionarnos, sentir. Como decía Pablo Neruda: “Las amo, las adhiero, las persigo, las muerdo, las derrito… Amo tanto las palabras… Las inesperadas… Las que glotonamente se esperan, se acechan, hasta que de pronto caen… Vocablos amados… Brillan como perlas de colores, saltan como platinados peces, son espuma, hilo, metal, rocío… Persigo algunas palabras… Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poema”.

Un año he transitado por Daute navegando, volando o meciéndome en las palabras que los paisajes me regalaban.

He visto mejor nuestra tierra. Incluso, lo que está a nuestro lado cobra mayor significado cuando lo escribimos y descubrimos los secretos que atesora.

Un año he transitado por Daute navegando, volando o meciéndome en las palabras que los paisajes me regalaban

Mas todas las palabras no han sido gratas, pues algunas me han hablado de desidia y desinterés. He visto palabras rebeldes frente a edificios abandonados, montañas degradadas heridas por la mano humana o patrimonio abandonado. He visto algunas furiosas frente a monumentos olvidados, he rescatado otras de las latas de refrescos abandonadas en una playa, he cuidado las que quedan pegadas a las colillas, pues estaban a punto de salir de los labios y las tiraron… Pero también he disfrutado de algunas gloriosas, dichosas de vivir en la copa de un árbol, en las piedras de un muro, en la cueva de un acantilado, en una fuente silenciosa o en los reflejos de la luna rielando en la playa.

Cincuenta y dos paisajes hechos palabra han salido en las páginas de DAUTE DIGITAL y, a través de ellas, he adivinado algo más de cómo somos, cómo sentimos, cómo vivimos.

Estamos hechos de palabra. Sin ellas jamás entenderemos el verdadero significado de la tolerancia, la paz, la justicia, la honradez, el diálogo, la libertad… Sin ellas, sin comprender bien lo que encierran cómo podríamos construir una sociedad equilibrada y placentera para pasar en ella la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.