El periodismo es demasiado importante como para dejarlo en manos de los medios tradicionales. Algo así debieron de pensar Daniel y Leticia cuando en otoño de 2015 vieron la necesidad de crear DAUTE DIGITAL porque los municipios de Buenavista, El Tanque, Garachico y Los Silos no tenían a nadie que les escribiera. Ese era el dolor que Daniel había identificado en una de las prácticas del Máster en Innovación en Periodismo de la Universidad Miguel Hernández.

Por eso, este aniversario de DAUTE DIGITAL también es el nuestro: desde su creación, el equipo fundador del Máster se propuso ayudar a reconstruir la industria periodística desde abajo, periodista a periodista. A finales de 2010, los medios estaban en pleno tsunami digital y nadie sabía con claridad qué iba a pasar. Hoy se ve lo que queda después del naufragio: una industria mediática raquítica, con una inversión publicitaria menguante ante los grandes Facebook y Google.

Pero esta revolución tecnológica también ha generado más oportunidades que nunca para quienes aportan valor: es más fácil generar, producir y distribuir contenido. Si además se ofrece periodismo de servicio, específico y original, los usuarios sabrán apreciarlo. Cuando los medios dejan de intermediar, alguien debe ocupar ese papel: si un periodista se empeña, puede reconstruir esa relación de confianza si tiene un plan de trabajo claro.

Nos alegramos de la andadura de DAUTE DIGITAL porque confirma nuestra hipótesis: es posible crear proyectos periodísticos enfocados en nichos locales o temáticos, con un método de crecimiento ligero.

Nos alegramos de la andadura de DAUTE DIGITAL porque confirma nuestra hipótesis: es posible crear proyectos periodísticos enfocados en nichos locales o temáticos, con un método de crecimiento ligero. El proyecto de Daniel y Leticia ha seguido un patrón que recomendamos al resto de estudiantes: empieza en pequeño, atiende dolores y necesidades de gente concreta, informa a la comunidad desde los canales en los que están y busca vías de ingresos alternativos, como oferta de servicios o publicidad nativa.

Daniel cursó nuestro postgrado a distancia, desde su tierra, con vídeos a la carta, encuentros virtuales con los profesores y foros donde compartía las primeras andanzas del proyecto con compañeros de todo el mundo. Vimos crecer DAUTE DIGITAL con mucha ilusión, seguimos su apuesta por contenidos nativos en redes sociales diarios y nos conquistó el sentido de misión de sus dos periodistas fundadores. Querían contar a sus vecinos lo que ocurría en su comarca ante la clara desatención del resto de medios de la isla.

DAUTE DIGITAL celebra tan solo un año de vida y ya es sostenible. Solo Daniel y Leticia saben el esfuerzo que hay detrás de un proyecto periodístico. Horas de cobertura, de atención en redes sociales, de escuchar a los ciudadanos y de trasladar esas historias de manera cuidada a las plataformas de distribución. Nuestro Máster solo les dio un pequeño empujón, porque la verdadera receta de un proyecto, de una empresa social, es la perseverancia y la pasión de quienes la emprenden. Ideas las tienen muchos, pero la pasión por emprenderlas y construirlas, pocos.

DAUTE DIGITAL no es el primero ni el único proyecto periodístico que ha nacido en nuestro Máster. Y cuando algunos colegas nos miran con escepticismo o nos tachan de románticos o vendehumos, recordamos los logros de Leticia y Daniel y pensamos que vamos por buen camino. ¡Felicidades, DAUTE DIGITAL!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.