Los recuerdos de las Fiestas de antaño se agolparon en el pregón de Francis Pérez. El comunicador garachiquense ofreció a su vecinos lo mejor de sí, anécdotas y vivencias del pasado que rebrotaron en lo que ha sido el primer gran acto popular de las Fiestas Patronales de San Roque y —este año también— Santa Ana.

Por la memoria de Pérez fueron pasando numerosos recuerdos, muchos de ellos, con la emoción a flor de piel al recordar a aquellos amigos que hicieron historia en San Roque y que ya no están. El pregón rememoró cómo fueron sus comienzos en la Fiesta, como dice el Viva San Roquito de José Baute: “Vamos a ver las carretas a la plaza del Castillo”, en aquellos años cuando la Romería comenzaba junto al Caletón.

Publicidad - Campaña de Navidad de Buenavista del Norte

El romance de Francis Pérez con San Roque tiene casi tanto recorrido como sus años de vida. Es la historia de un niño de nueve años que comenzó vendiendo estampitas del santo a las puertas de la parroquia de Santa Ana y fue creciendo hasta presidir las Fiestas por primera vez en 1993 y seguir de ahí en adelante colaborando, año tras año, con las tradiciones de su pueblo.

Las diez candidatas a romera mayor, junto a la romera de los mayores y los romeros infantiles

“Currábamos mucho, pero como nos gustaba lo que hacíamos y por quién lo hacíamos, no mirábamos el reloj”, indicó un vecino más de Garachico que —no iba a ser menos— tuvo un recuerdo especialísimo para su compañero de faenas y amigo “con mayúsculas”, Víctor de León, Vitito. Francis Pérez no pudo contener la emoción en ese momento y el público congregado en la Glorieta de San Francisco le correspondió con un intenso aplauso. Lo mismo ocurrió al mentar a su madre, fallecida este mismo año.

Currábamos mucho, pero como nos gustaba lo que hacíamos y por quién lo hacíamos, no mirábamos el reloj

Muchos más personajes sobrevolaron el recuerdo del pregonero y de los vecinos en un pregón ameno y con buen ritmo, donde las risas emanaban detrás de cada anécdota vivida en estos años.

No iba ser menos y el Ayuntamiento quiso agradecer, en la persona de su alcalde, la intervención de un Pérez que reconoció no haberse tomado nunca “un café solo como quien se toma un vaso de agua” cuando el presidente de la Comisión, Julio Velázquez, le pidió ejercer de pregonero.

En su salutación, Heriberto González tuvo cariñosas palabras de reconocimiento para el pregonero. “Pocos como Francis conocen tan bien la Fiesta en Garachico”, aseguró el primer edil, quien destacó que desde pequeño ha vivido las celebraciones “de una manera muy intensa, tanto desde dentro como presidente y presentador, como desde fuera como ciudadano”.

Los Rialto volvieron a unirse para abrir las Fiestas

Sobre la Comisión de Fiestas, González destacó el compromiso al asumir su organización tras cinco años capitaneadas por el Ayuntamiento. “Siempre he estado convencido de que los vecinos son quienes deben organizar las Fiestas”, dijo.

El equipo organizador del Pregón se apuntó, además, un tanto al hacer que fueran las madres de las candidatas quienes les impusieran las bandas de cada barrio, un momento cargado de emoción que sus propias hijas desconocían.

En el primer gran acto popular de las celebraciones, no faltó la música de la Agrupación Musical de Garachico. La banda cumple su 150 aniversario y recibirá la medalla de oro del municipio. Son unas Fiestas especiales para todos sus componentes. E igualmente especial fue la actuación de Los Rialtos, interpretando San Roque, bendito santoCanto a Garachico, recordando viejos tiempos en la Villa y Puerto que, de vez en cuando, vuelven a emerger en momentos como estos.

Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.