El derrumbe que dejó atrapadas a más de 170 personas un año atrás supuso el inicio de un cambio en el acceso a la zona occidental de Tenerife. La falta de un sistema que regulase el entrada al lugar provocaba desorden y caos cada vez que los visitantes acudían en masa. Sin embargo, desde que entró en vigor la regulación de la zona algunos consideran que la situación ha cambiado, mientras que otros aseguran que sigue igual.

Coches mal aparcados, colas, falta de aparcamiento, basura desperdigada, esto era con lo que te podías encontrar cuando visitabas la Punta. No obstante, tras el derrumbe del 12 de julio las autoridades tanto municipales como insulares iniciaron los trámites para su correcta ordenación. El 14 de enero de este año entró en vigor la regulación que prohibía la entrada a prácticamente todos los vehículos particulares los sábados, domingos y festivos desde las 10 hasta las 5, que era cuando más visitas tenía, aunque se intentó ampliar a los jueves y viernes, pero no resultó viable por parte de la administración.

El Cabildo, a través de TITSA, puso en marcha la línea 369 que partía desde la estación de Buenavista del Norte y conectaba con Teno, pasando por el casco del municipio. Pagando un euro y a cada en punto, los vecinos y turistas podían disfrutar de 7 viajes de ida y vuelta. Sin embargo, a partir del 1 de julio entró en vigor, por decisión del Consejo de Gobierno, la ampliación de los servicios de guaguas hasta las 20.00, lo cual ha supuesto tres trayectos más. De resto, solo pueden acceder vehículos que estén autorizados por el Ayuntamiento, empresas de turismo activo, los que lleven el distintivo de persona con movilidad reducida, taxis y bicicletas.

Los vecinos de Buenavista estaban en contra de estas medidas por, según ellos, el impedimento de ir “cómo y cuándo quisieran”, como hacían antes del derrumbe. Por ello, el 19 de marzo se llevó a cabo una manifestación al grito de “No a la regulación de la carretera. Sí a la ordenación de Punta de Teno”. El movimiento, secundado por Sí se puede, Podemos Buenavista, Podemos Los Silos, Alternativa Nacionalista Canaria, vecinos y colectivos, pedía acceso libre a la Punta de Teno, la necesidad del proceso participativo y beneficios controlados por el municipio y la creación de un observatorio donde se contemplasen otros procesos que pudiesen generarse en Buenavista, como puede ser el barranco de Masca.

Tras un año, el cambio ha traído sobre todo orden y seguridad para un lugar que ha ido, con el tiempo, aumentado sus visitas gracias a la singularidad que rodea el paisaje único de Teno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*