La Bajada de la Virgen de los Reyes es un acontecimiento religioso y popular que, desde hace muchos años, ha traspasado la geografía de El Hierro para acoger a devotos y caminantes de todo el archipiélago. Acompañar a la Patrona desde La Dehesa hasta Valverde es todo un cúmulo de sentimientos que, según las condiciones particulares de cada uno, puede hacer de forma completa, parcial o asistir a su encuentro en varios puntos del recorrido.

La comarca de Daute también estuvo muy presente en la LXIX Bajada. Fueron varios los vecinos de Garachico que completaron todo el camino, además de la participación de silenses y buenavisteros. Es probable que desde El Tanque también acudiesen peregrinos. Además, DAUTE DIGITAL no quiso faltar a la cita a lo largo de los 28,6 kilómetros que separan el Santuario de la Virgen de los Reyes de la Parroquia Matriz de Nuestra Señora de la Concepción.

De todos, el mayor protagonismo se lo llevó Domingo González. El actual párroco de Garachico ocupó el lugar que la tradición y el protocolo tienen reservado para el arcipreste de la última Bajada. Acompañó a la imagen desde la ermita hasta Valverde. No se separó ni un segundo del corso de viaje donde se transportaba a la Madre Amada y tuvo el honor de cargarla al hombro en su entrada a la iglesia de la Concepción, acompañado de los tres párrocos de la isla. En el interior del templo, fue el encargado de pronunciar el saludo final.

Domingo González. párroco de Garachico y arcipreste de El Hierro en la Bajada de 2009, saluda a la Virgen a su llegada a la Concepción. / Foto: Nivariense Digital

Fue una de las Bajadas más duras que se recuerdan. El viento, el frío y la bruma acompañaron a los peregrinos durante la mayor parte del camino, especialmente, al comienzo y al final. Así lo constataron algunos de los componentes de la Asociación Cultural Ben-Gara. Era la primera Bajada de su presidente, Marcos Expósito. Camino de la raya de Binto, donde el pueblo de Sabinosa entregaba la Virgen al de El Pinar, daba cuenta a DAUTE DIGITAL del mal tiempo que estaba condicionando el trayecto en sus primeros tramos. El también mayordomo de San Roque, acompañado de la vara con las cintas y las calabazas identificativas del patrón de Garachico, admite a posteriori que lo pasó “fatal” por “un durísimo camino empeorado por la climatología”. Sin embargo, califica de “muy buena” la experiencia “a nivel personal y religioso”.

También hicieron la Bajada completa otros miembros de Ben-Gara como Eva Rodríguez, Kyril Pérez, Andrés Palenzuela, Juani González o Raúl Pérez Méndez. Este último, al contrario, asegura que llegó a Valverde “como si nada”. Para Eva, a pesar del frío, “lo importante fue que llegamos acompañando a la Virgen”.

Miembros de la AC Ben-Gara, durante el camino. / Foto: Eva Rodríguez

En la Cruz de los Reyes, ecuador del camino y lugar de encuentro de todos los herreños en la venia general y tendida de manteles, estaba Sindo Hernández y otros vecinos de Los Silos. Ellos tuvieron la oportunidad de incorporarse a la Bajada en ese punto y continuar hasta las inmediaciones del pueblo de San Andrés. Sindo tuvo incluso del honor de ayudar a bajar al también patrón de La Caleta de Interián del altar de la Cruz de los Reyes.

Otro silense presente en ese punto y también en el final del camino fue Mayer Trujillo. El periodista lleva tres Bajadas retransmitiendo a toda Canarias lo que acontece en El Hierro; primero, con Canarias Radio La Autonómica, y en las dos últimas ocasiones, con Cope Canarias, realizando diferentes tramos.

Mayer Trujillo retransmitió la Bajada para Cope Canarias. / Foto: Nivariense Digital

Desde Buenavista del Norte llegó hasta el mismo lugar Victoria Lorenzo, igualmente integrante de Ben-Gara. Califica la experiencia de “muy fuerte, y eso que es una isla pequeña”. Desde un primer momento desechó la posibilidad de hacer el camino “porque sabía que no aguantaba”, pero reconoce que, tras contemplar el acto en la Cruz de los Reyes, se quedó “con las ganas”. Sí pudo esperar a la Virgen en Valverde.

Camino de la Villa capital estaba otro garachiquense, José Morales, con buen ánimo durante el trayecto, acompañado por su familia. Para ellos, vecinos del barrio de Los Reyes, se trata de una tradición especial al compartir Patrona con el pueblo herreño.

Victoria Lorenzo: “No hice el camino porque no aguantaba, pero al final me quedé con las ganas”

Los últimos kilómetros de la Bajada se hicieron todavía más duros. La Virgen ya había partido con retraso desde la Cruz de los Reyes, pero las complicaciones comenzaron en la Raya de Tejegüete, el último relevo de grupos, protagonizado por El Norte y Valverde. Fue un momento de mucha tensión por las reticencias de este último para no dejar bajar a la Villa a todos los bailarines y tocadores que acompañaban el cortejo. La Virgen tuvo que avanzar escoltada por la Guardia Civil y la Policía Canaria, ante el desacuerdo entre los dos pueblos para coger el toque de la música.

Momento de tensión en la raya de Tejegüete.

Marcos Expósito fue muy crítico. “No entiendo, después de todo el esfuerzo que ponen en horas y horas con la Virgen, que lo fastidien de esta manera al final; no me parece que lo hagan por devoción a la Madre sino por protagonismos, y eso es malo”, lamenta. Pero no fue el único momento triste de la Bajada. La venia general de la Cruz de los Reyes apenas duró treinta segundos por discusiones con el pueblo de El Pinar a la hora de la colocación junto a la Virgen, llegando incluso a producirse un intento de agresión entre los tocadores.

Marcos Expósito: “No creo que la Virgen esté muy contenta de ver a sus hijos peleándose de esa manera”

El mayordomo de San Roque opina que “este año no estuvieron los grupos a la altura para esa celebración; si no, no se entiende que una semana antes, en un ensayo general en ese mismo lugar, hayan acordado como se haría la venia y quien tocaría, para luego el sábado que a uno le dé la gana de no respetar lo que ellos mismos han acordado”, opina. “No creo que la Virgen esté muy contenta de ver a sus hijos peleándose de esa manera por ser los protagonistas de la Bajada”, sentencia.

La Virgen llegó a la Concepción a la 1 de la mañana, tras haber sido recibida en el cementerio de Valverde. Cuentan los entendidos que nunca había acabado la Bajada tan tarde. Algunos incluso llegan a asegurar que es la primera vez que termina después de la medianoche, es decir, en un día distinto al que comenzó.

Sea como fuere, el voto de los herreños de 1741 se ha cumplido una edición más. Este año, además, se ha sumado DAUTE DIGITAL. Viva la Virgen, viva.

Integrantes de la AC Ben-Gara, el día después de la Bajada. / Foto: Eva Rodríguez
Avatar
Codirector de DAUTE DIGITAL y redactor en COPE Canarias. Grado en Periodismo por la Universidad de La Laguna y Máster en Innovación en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.