“Busco que el público pueda conectar con mi espectáculo y desconectarse de sus problemas y frustraciones al menos por un ratito”. Este es uno de los objetivos de Gisele Chaulet, acróbata aérea especialista en telas que busca una conexión aérea con los asistentes a Circundando.

La artista de procedencia argentina estará este domingo 18 en Garachico con su espectáculo ‘Sueños en el aire’ a partir de las 19.00 horas en las inmediaciones del muelle viejo de la Villa y Puerto. El espectáculo de la artista, afincada en Gran Canaria desde 2006, es una combinación de acrobacias que pretende “despertar el lado sensible del espectador, echar a volar su imaginación, como si estuviera en un sueño muy ligero y agradable”, afirma Chaulet.

Gisele Chaulet terminó su formación profesional en Argentina y desde los 13 años se dedicó a este mundo como un hobbie. “Más tarde lo hice como prácticas de mi carrera pero fue en Gran Canaria donde comencé mi desarrollo profesional en plenitud”, declara la artista que ahora mismo también desempeña una labor pedagógica muy importante en la isla.

“La cantera en Canarias es de una calidad excepcional”

Es directora, fundadora y profesora de la escuela de Circo MSB y tiene claro que hay mucha cantera en este ámbito y “de una calidad excepcional. Este año hemos conseguido por primera vez que una alumna formada en nuestra escuela continúe con los estudios de circo a nivel superior en Madrid”, dice orgullosa.

Su labor pedagógica la define como un placer. Asegura que le gusta servir de inspiración e intentar motivar “a los alumnos que veo muy interesados a continuar por este camino”, añade. “Todo tipo de trabajo debe hacerse con pasión y la verdad es que disfruto mucho de la enseñanza, la dirección artística. Son tareas muy enriquecedoras en las que siempre se trabaja en equipo o con grupos humanos”, concluye Chaulet.

La pasión de actuar

La artista de origen argentino tiene muy claro que “la actividad que más me apasiona es actuar, expresar miles de sensaciones con tu cuerpo, conectar con la mirada del público y llegar a emocionar”.

Para realizar un espectáculo de telas se necesitan como mínimo 5 metros de tela. Aunque lo ideal, según la acróbata, son 7 u 8 metros. Los números de telas son su pasión y especialidad pero reconoce que necesitan de una gran condición física y de unas específicas de anclaje. Por este motivo no siempre es posible: “cuánto más lejos quieres llegar, más tienes que esforzarte”, asegura la argentina.

Habla de una rutina de entrenamiento de dos horas diarias como mínimo y también de que esas condiciones de anclaje limitadas de las telas hace que tenga que entrenar también para otro tipo de números. “Tienes que desarrollarte en otras disciplinas complementarias para tener recursos”, concluye la artista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*